El viaje a Rusia: mini-guía para primerizos

Para el que viaja por primera vez a Rusia pueden resultar peculiares los trámites que el viajero tiene que hacer tanto antes de emprender el viaje, como una vez llegado al aeropuerto (si se desplaza en avión). En este breve artículo orientamos un poco a esas personas que visitan Rusia por vez primera.

Rusia es un país diferente, de eso no cabe duda, y a veces su diferencia se pone de manifiesto en aspectos como los trámites que debe afrontar el extranjero que quiere entrar en el país.

En esta breve guía nos centraremos en el viajero por motivos de turismo. Aunque haya pasado medio verano, esta referencia no queda fuera de lugar, puesto que Rusia es un país que merece la pena conocer en cualquier época del año, aunque la que más se debería de evitar es la del deshielo, puesto que el barro no es lo más bonito que uno puede encontrarse en sus paseos por cualquier ciudad.

Nos centraremos -pues- en el viaje por motivos de turismo. Y supondremos que, al ser el primer viaje a Rusia, iremos a un hotel, en viaje organizado o en viaje por nuestra cuenta.

Invitación y visado
Lo primero que necesita la persona que quiera visitar Rusia es una invitación. Un documento que en este caso nos facilitará el hotel o agencia de viaje con la que contratemos. Se trata de una mera formalidad salvada con la simple reserva del alojamiento.

Esta invitación, junto con una solicitud de visado, una fotografía y nuestro pasaporte debe de remitirse al Consulado de Rusia en Madrid o en Barcelona, dependiendo de donde residamos nos corresponde uno u otro. Además de no incluir información falsa en el formulario de solicitud de visado, es importante indicar las ciudades que se visitarán en Rusia, el itinerario de nuestro viaje, puesto que nos podríamos encontrar con sorpresas una vez en Rusia, sorpresas que nos impedirían viajar a lugares no incluidos en esa solicitud que remitimos. Esto no suele ser frecuente, pero sobre el papel, se nos podrían poner trabas para ir a ciudades o destinos no contemplados en el visado.

Si todo va bien y no tenemos antecedentes penales o estamos en una lista negra, el visado viene con de vuelta con nuestro pasaporte. Ahora se trata de una pegatina en una página del pasaporte. Antes era un tríptico grapado en el mismo.

Visado, pasaporte y billete de avión. Es lo que se necesita para llegar a Rusia.

Control de pasaporte
Una vez se aterriza, ha de pasarse un control de pasaporte, donde se comprobará tanto el pasaporte como el visado. Además es bastante probable que debamos mostrar el billete de avión. Y desde febrero de 2003 es necesario rellenar una tarjeta de inmigración, que consta de dos partes. Una se la quedarán en el momento de pasar este control de pasaportes y la otra mitad hemos de conservarla hasta el momento en que abandonemos Rusia. Esta tarjeta de inmigración pretende controlar que una vez en Rusia hagas lo que tu tarjeta decía. Por ejemplo, si vas de turismo, no puedes vender en un mercadillo, puesto que si te pillan, lo más seguro es que acabes en una lista negra de cara al futuro y no puedas entrar en Rusia en próximas ocasiones.

Bien. Pasado el control de pasaportes, si hemos llegado por aeropuerto, hemos de recoger nuestra bolsa o maleta y rellenar una declaración de aduana en la que se indican las divisas que llevamos, objetos de valor, etc… Este documento, por mi experiencia, ha dejado de ser tan importante como lo era hace unos años. No se suelen tener problemas para, una vez recogido el equipaje, salir del aeropuerto. Aunque no está de más entregar esta declaración a un agente, pasar las bolsas por los rayos x y llevarnos la declaración sellada.

Queda claro que tenemos las luces necesarias para saber que no importamos nada ilegal, armas, drogas, etc… ¡¡¡Vamos de turistas!!!

Esto es todo lo que se necesita para llegar y entrar en Rusia. Parece una herencia burocrática de la Unión Soviética, pero son los trámites necesarios para obtener el permiso de entrada en el país y para pasar los dos controles que nos encontramos una vez aterrizamos en el aeropuerto.

De regreso
Para salir de regreso a nuestra casa, el proceso es al contrario: entregamos la declaración de aduanas (una segunda copia que hemos de rellenar al llegar al aeropuerto), pasar el equipaje por los rayos x (aquí si que es cuasi-obligatorio), facturar el equipaje, control de pasaporte y tarjeta de inmigración, y al avión de vuelta.

Groso modo, este es el proceso. Nos podemos explayar en explicaciones sobre tipos de visado, tipos de visita (que originarán un tipo de visado u otro), límites en las divisas con las que podemos entrar o salir, y otros aspectos más formales.

Si quieres, puedes descargar un fichero en el que encontrarás modelos de las solicitudes y documentos que hemos comentado: solicitud de visado, tarjeta de inmigración y declaración de aduanas.

Si alguien quisiera más información, puede contactar con el autor del artículo.

Soy el artífice de que este sitio web funcione. Me fascina la historia de la Unión Soviética y Rusia, su cultura, sus tradiciones, su idioma (aunque con este último mantenga una relación de amor-odio). Me quedo con momentos históricos: todo lo que sucedió en el Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial y la Perestroika.

Casa Rusia
Aptdo. 16031 • 50080 Zaragoza
Email: contacto@casarusia.com
FacebookTwitterFlickrYoutube
Creative Commons License