Bicentenario del nacimiento de Gógol

Bicentenario del nacimiento de Gógol

Nikolái Vasílievich Gógol, Николай Васильевич Гоголь, nació el 1 de abril de 1809 en la localidad ucraniana de Bolshe Soróchintsi y falleció en Moscú en 1852.

En Ucrania pasó su infancia y adolescencia; viajo hasta San Petersburgo para iniciarse en la literatura y también impartió clases de Historia en la universidad de esta ciudad, donde conoció a otro genio ruso, Alexander Pushkin, quien inspiró y ayudo a Gógol en sus inicios.

Potada de Almas muertas

Pese a su corta vida, la importancia de su obra le convirtió en gloria de las letras rusas y se le considera el padre de la escuela realista o naturalista. Marcó un antes y un después en la historia de la literatura rusa porque tal y como escribió Trotsky antes de Gógol hubo Teócritos y Aristófanes rusos, Corneilles y Racines patrios, Goethes y Shakespeares nórdicos. Pero no teníamos escritores nacionales. Ni siquiera Pushkin está libre del mimetismo, y de ahí que lo denominaran el “Byron ruso”. Pero Gógol fue sencillamente Gógol. Y después de él nuestros escritores dejaron de ser los dobles de los ingenios europeos. Tuvimos sencillamente Grigoróvich, sencillamente Turguéniev, sencillamente Gonchárov, Saltikov, Tolstoi, Dostoievski, Ostrovsky… Todos derivan genealógicamente de Gógol, fundador de la narrativa y la comedia rusas. Fue el primer escritor que dio fama y prestigio internacional a la literatura rusa.

Sus obras crearon y penetraron en la conciencia social de la época mucho más de lo que el propio escritor hubiese imaginado y pese a reconocer que “él no había nacido para hacer época en la literatura, tan sólo para salvar el alma”, Gógol hizo época, creó escuela y forma parte de ese grupo de escritores influyentes de la literatura rusa y universal. Es posiblemente el escritor ruso que más se lee fuera de Rusia.

Los nombres de los personajes de su famosa obra “Almas muertas” pasaron a ser nombres apelativos. Así, a un soñador se le llama “Manilov”, a un bruto “Nozdriov” y a un torpe “Sobakevich”.

Estos días museos y teatros de Rusia le dedican exposiciones, en algunas se expones sus dibujos pues Gógol fue también un gran dibujante, y obras, los canales de televisión ofrecen programas sobre el escritor y películas de sus obras, y en los colegios se realizan actividades en homenaje al nacimiento de este genial escritor.