Hungría mira hacia Rusia

Las repúblicas de la ex-URSS.

Moderador: casarusia

Reglas del Foro
Lee bien las reglas del foro y busca antes de preguntar para no repetir cuestiones ya tratadas. No se permiten mensajes de contactos personales, sobre scammers o relaciones virtuales, ni mensajes publicitarios o comerciales que no hayan sido previamente autorizados por un administrador
Avatar de Usuario
jozsi
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1627
Registrado: 27/03/2007 14:49
Ubicación: Budapest

Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por jozsi »

El artículo es bastante malo, pero bueno...

http://rusiahoy.com//noticias/2014/01/2 ... 36541.html

Con el acuerdo nuclear con Rusia, Hungría gira hacia el Este de Europa


21/01/2014, 15:06 Marcelo Nagy, EFE

Un reciente acuerdo entre Budapest y Moscú sobre la ampliación de una planta nuclear en Hungría levanta pasiones en el país centroeuropeo, donde algunos analistas advierten de que el Gobierno conservador nacionalista está por consolidar un giro geoestratégico hacia Rusia.

El pasado 14 de enero, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, firmó con el presidente ruso, Vladímir Putin, un acuerdo valorado en unos 12.500 millones de euros para construir dos nuevos reactores en la central nuclear de Paks, la única que existe en Hungría.

El director del instituto "Political Capital" de Budapest, Péter Krekó, aseguró en declaraciones a Efe que este contrato "forma parte de un cambio de la estrategia geopolítica y económica", aunque para ello se "necesitará mucho tiempo".

"El acuerdo pondría a Hungría en una fuerte dependencia energética de Moscú durante décadas, lo que también tiene un precio político, más aún en el caso de Rusia", agregó el analista.

Desde su llegada al poder en 2010, Orbán ha destacado la importancia de una "apertura hacia el Este", diciendo que a pesar de que Hungría "navega en un barco occidental" como miembro de la Unión Europea (UE), "en la economía mundial sopla el viento oriental".

El Gobierno húngaro, duramente criticado por algunos socios de la UE y por la Comisión Europea por adoptar algunas leyes que supuestamente coartan la democracia, asegura que Occidente está en crisis y que el manejo comunitario de la misma es errónea.

"Ésta es la base de la 'heterodoxia' económica de Hungría, es decir, el rechazo a las soluciones occidentales", recordó Krekó.

El analista reconoció que la firma del contrato nuclear es la decisión geopolítica más importante del Gobierno actual, aunque contiene riesgos.

"Lleva al país en una dirección errónea", opinó Krekó, al destacar una ruptura del consenso existente desde la caída del comunismo en 1989, de que Hungría se orienta hacia Occidente.

Orbán, por su parte, aseguró tras la firma del tratado con Moscú que la situación de Hungría no cambia y que el acuerdo "no afecta la independencia del país".

"Sin la planta de Paks no hay economía húngara", advirtió el primer ministro, agregando que la energía nuclear es una de las bases de la competitividad de Hungría.

El Parlamento húngaro aprobó en 2009, durante el Gobierno socialista anterior, la ampliación de Paks, cuyos nuevos reactores no estarán operativos antes del año 2024.

Pero los economistas István Zsoldos y Péter Simon Vargha aseguran en un reciente artículo publicado en un diario económico local que Hungría en realidad no necesita una nueva planta nuclear.

Es que los dos nuevos bloques son "extremadamente caros" y de hecho podrían aumentar el precio mayorista de la electricidad hasta el doble del precio actual, aseguran.

Orbán no solo quiere ampliar Paks con ayuda de Rusia, también espera gas natural más barato de ese país, ya que al menos un 80 % del gas consumido en Hungría llega de territorio ruso.

En diciembre pasado, el Gobierno magiar y el gigante ruso del gas "Gazprom" firmaron un acuerdo para poner en marcha el tramo húngaro del gasoducto ruso "South Stream".

Mientras, la oposición critica no solo el giro estratégico hacia Rusia, un país que en 1956 envío el Ejército Rojo a Hungría para aplastar con brutalidad la revolución antiestalinista.

También ha puesto el grito en el cielo ya que nadie conoce por ahora las condiciones del acuerdo firmado en Moscú, que contiene un préstamo de unos 10.000 millones de euros para poder financiar la construcción de los reactores.

Por eso, el partido liberal del ex primer ministro Gordon Bajnai (2009-2010) ha criticado a Orbán por haber firmado un contrato que "endeuda al país durante décadas".

Y el también ex jefe de Gobierno Ferenc Gyurcsány (2004-2009) ha prometido que en caso de un cambio de gobierno tras las elecciones parlamentarias del próximo 6 de abril, se revisaría este acuerdo, que encima fue firmado sin licitación pública previa.

Avatar de Usuario
jozsi
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1627
Registrado: 27/03/2007 14:49
Ubicación: Budapest

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por jozsi »

Y por cierto ha habido un escándalo bastante grande en Hungría porque la próxima embajadora norteamericana, Colley Bradley Belt, que no ha llegado todavía a Hungría, ha hecho unas declaraciones bastante duras que no han sentado nada bien al ejecutivo húngaro. Los sectores más cercanos al gobierno han considerado que se está inmiscuyendo en cuestiones de política interna. Una de las cosas que ha criticado la tipa esta es precisamente la dependencia de Hungría respecto a la energía procedente de Rusia, un ataque directo al acuerdo sobre la Central Nuclear de Paks entre los dos países (por cierto, de las tres empresas que tenían interés en el asunto -además de la rusa, había una americana y otra francesa-, la única que estaba dispuesta a ofrecer financiación propia al proyecto era la rusa).

Es lo nunca visto... la derecha húngara alabando a Rusia y criticando a los EEUU...

Nurgle
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1907
Registrado: 12/06/2006 21:56

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por Nurgle »

Creo que lo puse ya en otro hilo del foro, pero es igual; circulaba un chiste por América Latina en los 70: "¿Cual es el único país del mundo en el que no habrá un golpe de estado? Los Estados Unidos, allí no hay embajador norteamericano"
Camarada Lobo sabe a quien se come y no le pregunta a nadie si puede comerselo.
V. Putin
ImagenImagen

Avatar de Usuario
jozsi
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1627
Registrado: 27/03/2007 14:49
Ubicación: Budapest

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por jozsi »

Hungría mira hacia Rusia... (I)
Quizás el mayor acontecimiento, o mejor dicho, escándalo del comienzo de año en Hungría, ha sido el anuncio, por sorpresa (aunque no tanto), del acuerdo con Rusia para ampliar la central nuclear húngara de Paks. Se sabía del viaje de Orbán a Moscú y se sabía también que seguramente se hablaría del asunto de Paks, e incluso se sospechaba sobre la posibilidad de un posible acuerdo, pero aún así, el anuncio de la firma del acuerdo y sus condiciones (las pocas que se conocen) ha pillado desprevienidos a muchos, si no a todos.

El día 14 de enero los medios húngaros daban la noticia del acuerdo entre Putin y Viktor Orbán, según el cual, la empresa rusa Rosatom, será la encargada de construir dos nuevos reactores (de 1200 megawatios cada uno) en la central de Paks para el año 2023 y que además el gobierno ruso ofrece un crédito a largo plazo (30 años) de 10 mil millones de euros para la construcción (que cubre el 80% del presupuesto, el otro 20% debe ponerlo la parte húngara). Se trataría del mayor negocio en la historia de Hungría, y en realidad Hungría por sí sola sería incapaz de financiar la construcción, por eso la ayuda rusa es tan importante. De hecho, incluso con esta ayuda rusa, conseguir el 20% del presupuesto supone un esfuerzo muy grande para el país.

Si la noticia, de por sí, provocó la reacción unánime de prácticamente toda la oposición (con alguna que otra excepción, por ejemplo los comunistas del Partido Obrero Húngaro, que saludaron el acuerdo, pero por otro lado su influencia actual es mínima), el hecho de que la mayoría de los detalles del negocio se mantuvieran en secreto no ha hecho más que caldear aún más los ánimos. Algunos sectores de la oposición han llegado incluso a hablar de traición o golpe de estado (acusaciones, todo hay que decirlo, que solía lanzar la derecha en su día contra el gobierno social-liberal). La noticia tampoco ha sentado bien más allá de las fronteras de Hungría, había otras dos empresas interesadas, una francesa y otra norteamericana, aunque ninguna de ellas ofrecía un crédito para la construcción; pero después de conocerse el acuerdo, el gobierno norteamericano ha lanzado duras críticas contra el gobierno húngaro (lo típico: que si falta de democracia, situación de los derechos humanos, etc, suena, ¿verdad?).

Después de que la oposición haya puesto el grito en el cielo se han organizado varias manifestaciones estos días en contra del acuerdo, aunque en general han sido seguidas por poca gente y cada grupo político ha ido por su lado (también ha habido alguna de apoyo al acuerdo). Es curioso ver cómo la derecha, tradicionalmente rusófoba, defiende ahora a Rusia, y la "izquierda" (que de izquierda no tiene gran cosa), tradicionalmente defensora de un acercamiento a los rusos, ahora protesta, a veces con argumentos lamentables. También se ha llegado a dar el caso de alguna concrentración en apoyo al acuerdo en la que participaban activistas de derecha y comunistas. Naturalmente hay argumentos razonables en contra del acuerdo, desde el cuestionamiento de la energía nuclear (por ejemplo LMP, partido ecologísta de izquierdas), hasta el enorme gasto que supondrá para Hungría la ampliación de la central (incluso la financiación del 20% supone un esfuerzo enorme para una economía pequeña, como la húngara), así como la falta de un acuerdo nacional sobre la cuestión, y el secretismo en torno al asunto. Pero muchos de los críticos han cruzado el límite del gusto y han caído en la demagogia más absoluta. El LMP (izquierda verde) por ejemplo ha llegado a decir que "Orbán ha puesto en marcha el ingreso de Hungría en la URSS" (palabras de Katalin Csiba, miembro de la comisión nacional del LMP), A. Mesterházy, líder del partido socialista ha hablado directamente de "golpe de estado" (aunque criticando más que la ampliación en sí, el acuerdo con Rusia, y solicitando un referendum nacional sobre el asunto; se da el caso de que en el 2008 el propio Viktor Orbán acusó al gobierno de entonces, social-liberal, de "golpe de estado" por un acuerdo con Rusia en materia energética; en cualquier caso, los socialistas están ahora en contra de la ampliación).

Aclaremos que la idea de ampliar Paks no procede del gobierno actual, sino que es muy anterior y surgió ya durante el gobierno socialdemócrata y liberal, debido al aumento de las necesidades energéticas del país y también a que entre el 2032-37 habrá que poner fuera de servicio los reactores actuales (son 4, de 500 Mw). Hay que tener en que en Paks se produce el 40% de la energía eléctrica del país, así que supone un problema para Hungría el sustituir la capacidad de Paks de alguna manera para cuando llegue el momento. Por eso, la actitud crítica de los mismos partidos que apoyaron en su día la ampliación de Paks es hasta cierto punto incoherente (en el momento en el que la crítica deja de ser por el acuerdo en concreto y se convierte en un "no" a Paks). Por cierto, la izquierda extraparlamentaria (desde comunistas a socialdemócratas), ha criticado la actitud de la "izquierda" parlamentaria.

El destacado filósofo comunista (anteriormente liberal, uno de los destacados disidentes que luchó contra el sistema socialista), Gáspár Miklós Tamás, describía en un artículo en HVG, el 22 de enero, su sorpresa por la actitud de la "izquierda" ante el conflicto y su recurso al nacionalismo y a identificar a la Rusia de Putin con la URSS de Stalin. El autor reconocía estar en contra de la ampliación de Paks, independientemente de que la hagan o financien los rusos, los franceses o los suecos (por ejemplo), porque es contrario por principio a la energía nuclear, pero afirmaba sentir vergüenza por el uso de la rusofobia y el nacionalismo que está haciendo estos días la "izquierda" (en la actualidad TGM, como se suele abreviar su nombre en Hungría, es miembro de Izquierda Unida Húngara y líder del Izquierda Verde, integrado en Izquierda Unida).

Por contra, en la derecha se aplaude y justifica el acuerdo, y no solo eso, también se defiende a Rusia. András Bencsik, conocido periodista vinculado al Fidesz, partido gobernante, director de la revista "Demócrata", afirmaba en un artículo que la libertad de movimientos de Hungría en la escena internacional va a aumentar gracias al acuerdo con Rusia, y llamaba a una manifestación en favor del acuerdo. Su artículo ha levantado bastante polémica, sobre todo cuando afirma que "en comparación con América, Rusia es la patria de la tolerancia", porque mientras que los norteamericanos no hacen más que inmiscuírse en la política interna húngara, los rusos no han hecho el menor intento.

Ante las críticas, el gobierno ha respondido que el acuerdo es bueno y necesario para Hungría (teniendo en cuenta que los bloques en funcionamiento en Paks se acercan al final de su vida útil). Sin el acuerdo, es imposible mantener la política de reducción de precios en servicios públicos básicos como la electricidad, el gas o el transporte público. El propio Viktor Orbán ha afirmado que no puede compararse el acuerdo con Rusia con el del FMI, ya que Rusia no se inmiscuye en las decisiones del gobierno húngaro, cosa que sí ha hecho el FMI (al criticar el aumento de impuestos a los bancos, por ejemplo). Según Orbán la independencia de Hungría no está en entredicho, ya que, en cualquier caso también ahora se depende de la energía rusa. Además el gobierno húngaro ha afirmado que se calcula que la construcción aumentará un 1% el PIB de Hungría y creará 10 mil puestos de trabajo. Por otro lado, el acuerdo incluye dos cláusulas, por las que Rosatom proporcionará el combustible nuclear y se encargará también de los desechos.

En cuanto a la izquierda (sin comillas), los comunistas del Partido Obrero saludan el acuerdo, aunque haya sido firmado por un gobierno conservador. Con muy buen criterio resaltan que es imposible que Hungría sea independiente por completo desde el punto de vista energético cuando es un país sin fuentes de energía y en este sentido depende del exterior (mencionan que no sería bueno depender únicamente de los rusos, pero tampoco de los norteamericanos). Tradicionalmente el partido apoya la energía nuclear, la apertura hacia Rusia y la nacionalización de las ramas fundamentales de la industria (Paks está en manos del estado y va a seguir siéndolo), así que su postura es perfectamente lógica.

Por cierto, según una encuesta de última hora, el 52% de los húngaros es partidario de la ampliación de Paks, frente al 25% que la rechaza y un 23% que no responde. El 55% de los encuestados es partidario de reforzar los lazos económicos con Rusia (el 65% entre los votantes del Fidesz, pero también el 59% de los votantes de Jobbik- extrema derecha-, y el 44% del LMP - izquierda verde-, el 48% entre los partidarios de los partidos coaligados de la "izquierda") .

En cuanto a las razones por las que el gobierno húngaro ha dado este paso me imagino que hay dos fundamentales. Por un lado la imposibilidad de actuar de otra forma: hasta hace poco los principales partidos húngaros estaban de acuerdo en la necesidad de ampliar Paks, pero esa tarea no la puede afrontar Hungría sola, el único país dispuesto a ofrecer ayuda es Rusia. Y en segundo lugar, que la política del gobierno húngaro está chocando con la de la UE y en ese sentido es lógico que Hungría esté buscando apoyo en otras lindes para su política.


Fuentes: HVG 1, 2, 3, 4, 5, 6. Munkáspárt. Origo 1, 2.
http://cronicashungaras.blogspot.hu/201 ... sia-i.html

Heno
Rusófilo iniciado
Rusófilo iniciado
Mensajes: 138
Registrado: 19/06/2010 11:34

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por Heno »

No debería sorprender este tipo de coincidencias. Los término izquierda y deracha pienso que hace mucho que ya no determinan nada real en el mundo que vivimos. Las lógicas se invierten es el desarrollo dialéctico de la realidad. Hoy es más progresista la religión y los valores nacionales que los desvaríos liberales. El imperialismo es el principal enemigo de los valores nacionales. La lógica imperialista es antagónica a la lógica de las naciones. Así se ve en cada caso concreto.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por Kozhedub »

El problema es que aunque la marea revierta y los países del este se empiecen a cansar de décadas de estafa capitalista, el estado en el que van a llegar de regreso de su viaje por las verdes praderas del liberalismo es más bien tirando a desastroso. Muchos remiendos van a tener que poner los rusos, y aún les queda zurcir mucho en su propia casa.

Al menos, no se van a encontrar con un cinturón de contención tan fuerte como en el 42. Es evidente que con los muchos defectos de la opción rusa, la alternativa occidental hoy día es de lo peor.

Saludos
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Avatar de Usuario
jozsi
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1627
Registrado: 27/03/2007 14:49
Ubicación: Budapest

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por jozsi »

Heno escribió:No debería sorprender este tipo de coincidencias. Los término izquierda y deracha pienso que hace mucho que ya no determinan nada real en el mundo que vivimos. Las lógicas se invierten es el desarrollo dialéctico de la realidad. Hoy es más progresista la religión y los valores nacionales que los desvaríos liberales. El imperialismo es el principal enemigo de los valores nacionales. La lógica imperialista es antagónica a la lógica de las naciones. Así se ve en cada caso concreto.
Pues no estoy del todo de acuerdo, estimado Heno. Es cierto que aparéntemente los términos izquierda y derecha se han vuelto confusos y quizás poco útiles (aparentemente), pero más que nada porque la izquierda básicamente ha desaparecido del mapa y los partidos supuestamente de izquierda se han puesto a realizar políticas de derecha. En la propia Hungría, el programa económico de los socialistas, siempre lo han proporcionado sus aliados, los liberales. De hecho, el principal programa reformista aplicado en la economía húngara tras la caída del régimen comunista, el de Bokros, que fue implantado por los socialistas, fue ideado por Lajos Bokros, liberal, que hoy hace campaña por el centro, resaltando su "no izquierdismo". Vamos, que la izquierda húngara postmoderna (por llamarla de algún modo), no ha hecho nada de izquierdas, todo lo contrario (a no ser que consideremos que extender el capitalismo liberal sea ser de izquierdas). Así que en ese sentido tienes razón. Son términos confusos porque la izquierda hoy no es izquierda, pero sigue usando esa etiqueta. Sin embargo eso es simplemente una corrupción del lenguaje. Pero lo que importa no es el nombre, sino el contenido. Así que si atendemos al contenido, yo creo que sigue teniendo sentido hablar de izquierda y de derecha, claro, eso parte por considerar de derechas a los partidos que se hacen llamar de izquierda pero luego hacen políticas de derechas.

Pero eso de que hoy son más progresista los valores religiosos o nacionales no lo comparto. Me gustaría saber en qué son más progresistas los valores religiosos, por ejemplo. No sé, pero viendo al gobierno español, no me parece que tengan algo de progresismo. Respecto a los valores nacionales, lo mismo digo, aunque aquí matizaría. Porque es cierto que en un marco de globalización algunos valores nacionales pueden ser entendidos de manera progresista, pero otros no. El nacionalismo rancio y atrasado de la extrema derecha sigue siendo tan antiprogresista como lo ha sido siempre. Vamos, que en general, los valores religiosos y nacionales no son progresistas ni lo serán, son conservadores, y como tales, puede servir de crítica a los valores liberales, claro, pero eso no quiere decir que sean progresistas. Pero vamos, esto no es nuevo, siempre ha habido una crítica conservadora a la realidad, basada en una idealización del pasado frente al presente. O dicho de otro modo, y resumiendo, no todo lo que se opone al liberalismo es progresista.

En cuanto al tema de Hungría. A mí lo que me ha sorprendido fundamentalmente es que la derecha, que es tradicionalmente rusófoba, ahora, casi sin transición, casi de la noche a la mañana, se haya vuelto rusófila (aunque sea meramente por el interés, más que por otra cosa). Mientras que la "izquierda" (que hace políticas de derechas), tradicionalmente más rusófila (aunque en este caso, el uso del término rusófila es un poco exagerado por mi parte), ahora, use un discurso rusófobo (la izquierda sin comillas sigue siendo rusófila, y no se ha cortado un pelo en mostrar su apoyo al cambio de política). Que por otro lado, es cierto que es perfectamente comprensible, si se mira un poco la realidad húngara.

Un saludo.

Heno
Rusófilo iniciado
Rusófilo iniciado
Mensajes: 138
Registrado: 19/06/2010 11:34

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por Heno »

Concretamente hay algunos ejemplos de nuestra historia reciente que me parece que aclaran lo que escribí.
Por ejemplo, en Egipto, durante la época de Nasser, objetivamente se dio un periodo progresista y de fuerte amistad con la URSS a pesar de que los nominalmente comunistas egipcios fuesen perseguidos.
Los llamados comunistas argentinos se opusieron en gran medida al Peronismo que de hecho efue y sigue siendo la verdadera fuerza progresista de Argentina.
Las "FEMMEN" antireligiosas son un enemigo objetivo de Rusia.
La Iglesia Ortodoxa Rusa actual representa hoy en día el eje vertebrador e ideológico de la unica potencia progresista actual, es decir de Rusia.

Heno
Rusófilo iniciado
Rusófilo iniciado
Mensajes: 138
Registrado: 19/06/2010 11:34

Re: Hungría mira hacia Rusia

Mensaje por Heno »

los términos izquieda y derecha como el llamarse "comunista" o "socialista" nada significan desde que han empezado a contar otros pensamientos que ya no son de origen europeos. Así pues, el Peronismo fue y es lo más brillante del pensamiento progresista y antiimperialista en Argentina. Los llamados comunistas y socialistas participaron en el golpe yanqui contra Peron en los años cincuenta y algunos de sus representantes también aceptaron la junta militar de 1976.
Además tenemos que en el mundo árabe, cualquier movimiento progresista no puede considerarse desde la escala izquierda /derecha pues es más bien el nacionalismo árabe el factor verdaderamente progresista allí.

Responder