La Bulgaria post-soviética

Las repúblicas de la ex-URSS.

Moderador: casarusia

Reglas del Foro
Lee bien las reglas del foro y busca antes de preguntar para no repetir cuestiones ya tratadas. No se permiten mensajes de contactos personales, sobre scammers o relaciones virtuales, ni mensajes publicitarios o comerciales que no hayan sido previamente autorizados por un administrador
Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

La Bulgaria post-soviética

Mensaje por Kozhedub »

De todos los estados del antiguo bloque del este, Bulgaria ha sido siempe el más discreto y olvidado. Apenas se hablaba de ellos más que para recordarnos los vínculos de su monarca exiliado con nuestro país y poco más. Bien por falta de protagonismo, bien por falta de peso en la arena internacional, los búlgaros siguen en un disceto tercer plano que no impide que sepamos, de tarde en tarde, que el derrumbe de la URSS les dejó como a los demás: a los pies de los caballos.

Eso sí, allí la gente sabe que "Dimitir" no es un nombre ruso:
Dimite el Gobierno búlgaro tras las protestas por el precio de la energía y los recortes

Tras diez días de intensas protestas populares contra los altos precios de la electricidad, el Gobierno considera que "no tiene nada que hacer"


AGENCIAS Sofía 20/02/2013 10:04 Actualizado: 20/02/2013 10:58

Imagen
El dimitido primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, en el Parlamento anunciando la renuncia de su Gobierno.REUTERS.

El primer ministro de Bulgaria, el conservador Boiko Borisov, anunció este miércles la dimisión de su Gobierno en pleno tras diez días de intensas protestas populares contra las políticas de austeridad y el aumento de las tarifas eléctricas. "A partir de hoy el Gobierno no tiene nada que hacer. Cada gotita de sangre para nosotros es una mancha. No puedo ver un Parlamento rodeado por tapias", dijo Borisov en el Parlamento, en alusión a los heridos en las manifestaciones celebradas en varias ciudades del país en las dos últimas noches.


Hasta 25 personas fueron hospitalizadas este martes tras enfrentarse con la Policía en las manifestaciones de anoche en Sofía, y unas tres mil personas que intentaron llegar hasta el Parlamento. Esas nuevas y violentas protestas se produjeron a pesar de que Borisov había reaccionado a las manifestaciones anteriores forzando el lunes la dimisión del ministro de Finanzas, Simeon Dyankov, y prometiendo ayer que bajará el precio de la electricidad un 8%. "No voy a participar en un Gobierno bajo cuyo mandato la Policía está golpeando al pueblo", ha declarado el primer ministro ante el Parlamento, sin precisar si se van a adelantar las elecciones legislativas previstas para julio de este año.

Los precios de la electricidad son especialmente sensibles para los búlgaros, especialmente en invierno, cuando una factura cuesta una media de 350 euros al mes. Además, el pasado mes de julio la electricidad ya había subido un 13%. El problema de las tarifas eléctricas se une al malestar general por el bajo nivel de vida y por los altos índices de corrupción en el país, el más pobre de la UE.

Boiko Borisov ha intentado calmar el malestar de la calle cesando el pasado lunes al ministro de Hacienda, Simeon Djankov, y anunciando una serie de medidas, como la reducción de las tarifas eléctricas, la revocación de la licencia a CEZ y la imposición de multas a las tres distribuidoras eléctricas extranjeras, CEZ, Energo-Pro y EVN. "Ayer hicimos lo máximo que podíamos hacer para responder a las exigencias de los manifestantes", subrayó esta mañana el jefe del Gobierno tras anunciar que su Ejecutivo presentará su dimisión hacia el mediodía.

Además, aconsejó a los 117 diputados de su partido, GERB, que también dimitan y abandonen sus escaños. "El Estado necesita nuevamente un crédito de confianza y el pueblo debe decidir cómo gobernarse", señaló. Aseguró que su partido GERB no participará en un eventual gobierno técnico.
http://www.publico.es/internacional/450 ... s-recortes

Democracia de mercado en acción:



Saludos.
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Avatar de Usuario
Mayakovski
Rusófilo experto
Rusófilo experto
Mensajes: 2707
Registrado: 01/05/2006 13:55
Contactar:

Re: La Bulgaria post-soviética

Mensaje por Mayakovski »

Según mi "topo" búlgaro (una alumna en clase), los niveles de delincuencia, corrupción y pobreza en su país son dantescos. Dejan a España como país puntero.

Hasta el punto de no poder salir de casa a partir de cierta hora de la tarde si no era acompañada...

Si vamos hacia eso, estamos arreglados.

Saludos.
La democracia es una forma de gobierno en la que cada cuatro años se cambia de tirano. Vladimir Lenin

Imagen

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: La Bulgaria post-soviética

Mensaje por Kozhedub »

Mayakovski escribió:(...)

Si vamos hacia eso, estamos arreglados.

Saludos.

Estamos arreglados, porque a otra cosa no vamos. :?
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: La Bulgaria post-soviética

Mensaje por Kozhedub »

Siguen las protestas en Bulgaria contra la subida de la luz

Los manifestantes exigen la renacionalización de las empresas eléctricas, que se privatizaron en 2004

AGENCIAS Sofía 24/02/2013 18:10 Actualizado: 24/02/2013 18:52

Imagen
Miles de búlgaros volvieron a recorrer las calles de Sofía para protestar por la subida de la luz y los recortes.REUTERS
Noticias relacionadas

Dimite el Gobierno búlgaro tras las protestas por el precio de la energía y los recortes
Bulgaria busca sustituto para el ex karateka Borisov

Unas 150.000 personas salieron este domingo a las calles en varias ciudades de Bulgaria para protestar contra las empresas eléctricas a las que acusan de ser "monopolistas" y contra la clase política en general, marcada por la corrupción. Las principales manifestaciones se produjeron en la capital Sofía y en la ciudad costera de Varna, informó el canal privado TV7. Además, se registraron marchas de protestas en otras 30 ciudades del país balcánico, el más pobre de la Unión Europea (UE), que vive desde hace semanas una ola de manifestaciones.

Los ciudadanos descontentos exigen la nacionalización de las tres empresas eléctricas de Bulgaria, actualmente en manos de dos compañías checas y una austríaca. "En lucha por una vida decente" o "Abajo los monopolios" son algunos de los lemas escritos en las pancartas de la marcha de Sofía, donde se han concentrado más de 10.000 personas.
Las empresas eléctricas como las checas CEZ y Energo-Pro y la austriaca EVN tienen desde 2004 la exclusividad de la distribución de la electricidad en distintas zonas del país y los manifestantes piden ahora la renacionalización del sector.

Además, reclaman que el Parlamento o el presidente, Rosen Plevneliev, declaren una moratoria del pago de las últimas facturas de la luz -que en muchos hogares consumen todos los ingresos disponibles- y una investigación de las cantidades que cobran las tres empresas extranjeras en Bulgaria. Exigen además un ejecutivo de crisis, la convocatoria de una Asamblea Especial para reformar la Constitución, una mayor participación civil en el ejecutivo y los órganos reguladores y la cancelación del principio de inmunidad de los parlamentarios.

La subida del precio de la electricidad ha sido el detonante de estas movilizaciones en un país en el que el salario medio es de unos 400 euros mensuales, una cifra que en muchos casos no basta ya para cubrir el gasto en electricidad. Las pensiones apenas superan la mitad del salario medio.

A mediados de la semana, el Gobierno del populista primer ministro Boiko Borisov presentó su dimisión en bloque tras violentos enfrentamientos entre manifestantes y policía.

El presidente búlgaro, Rosen Plevneliev, se ha acercado al lugar de la manifestación e intentó hablar con los manifestantes en Sofía, cerca del Parlamento, aunque fue abucheado. "Gracias a todos por vuestra posición activa de ciudadanos. Y por mostrarla de forma democrática", dijo el presidente búlgaro, citado por la prensa local.

Un exespía comunista, nuevo patriarca de la Iglesia ortodoxa de Bulgaria

El cónclave de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria eligió este domingo en Sofía al obispo metropolitano Neofit, un antiguo confidente de la policía secreta comunista, como nuevo patriarca que sucederá a Maxim, fallecido en noviembre de año pasado. Neofit, de 67 años, se impuso al obispo Gavril, un religioso sin pasado comunista, por 90 votos contra 47.

A principios del año pasado, una investigación de una comisión parlamentaria concluyó que once de los quince obispos del supremo clero de Bulgaria trabajaron para los servicios secretos comunistas (Darzhavna Sigurnost), entre ellos, Neofit. La comisión precisó que esos once miembros de la actual jefatura eclesiástica colaboraron con el departamento de la policía secreta responsable de la "oposición y lucha contra la diversidad política". No obstante, los documentos revelados por la comisión indican que la propia policía secreta consideró a Neofit como "inepto" y "deshonesto" para ser un agente y lo destituyó meses antes de la caída del régimen en 1989.
http://www.publico.es/451199/siguen-las ... -de-la-luz

Sin comentarios...
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Avatar de Usuario
Mayakovski
Rusófilo experto
Rusófilo experto
Mensajes: 2707
Registrado: 01/05/2006 13:55
Contactar:

Re: La Bulgaria post-soviética

Mensaje por Mayakovski »

Kozhedub escribió:
Un exespía comunista, nuevo patriarca de la Iglesia ortodoxa de Bulgaria

El cónclave de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria eligió este domingo en Sofía al obispo metropolitano Neofit, un antiguo confidente de la policía secreta comunista, como nuevo patriarca que sucederá a Maxim, fallecido en noviembre de año pasado. Neofit, de 67 años, se impuso al obispo Gavril, un religioso sin pasado comunista, por 90 votos contra 47.

A principios del año pasado, una investigación de una comisión parlamentaria concluyó que once de los quince obispos del supremo clero de Bulgaria trabajaron para los servicios secretos comunistas (Darzhavna Sigurnost), entre ellos, Neofit. La comisión precisó que esos once miembros de la actual jefatura eclesiástica colaboraron con el departamento de la policía secreta responsable de la "oposición y lucha contra la diversidad política". No obstante, los documentos revelados por la comisión indican que la propia policía secreta consideró a Neofit como "inepto" y "deshonesto" para ser un agente y lo destituyó meses antes de la caída del régimen en 1989.
Un tema curioso el de los curas confidentes. No veo demasiado compatibles la moral cristiana y la delación...

Otro artículo:
El país más pobre de la UE se harta

Las cuentas en Bulgaria cumplen la disciplina fiscal, pero los ciudadanos no llegan a fin de mes

SILVIA BLANCO (ENVIADA ESPECIAL) Sofia 23 FEB 2013 - 17:13 CET

A la salida del trabajo en la Biblioteca Nacional, Veneta, de 56 años, se dirige a su otro empleo. Esta mujer grande y alta, de manos gruesas y trenza canosa, es limpiadora, y está convencida de que lo seguirá siendo mientras tenga fuerzas, porque para muchos ciudadanos jubilarse aquí, en el país más pobre de la Unión Europea, no es más que pasar a cobrar un exiguo fijo del Estado –la retribución mínima es de 75 euros- y buscarse empleos por horas en negro. "¡Claro que no me voy a poder retirar!", exclama. "Con mi sueldo de 240 euros, tengo que ir a otras escaleras dos veces por semana para conseguir 50 más y vivir con lo justo. Con esto mantengo también a mi marido en paro y a mi nieto de 13 años, que vive con nosotros desde que murió mi hija", explica. Su yerno también está desempleado. Con esas horas extra, Veneta no llega al sueldo medio de Bulgaria, en torno a los 350 euros.

Una oleada de hartazgo ha sacado a la calle desde hace dos semanas a miles de personas en varias ciudades del país balcánico, y no es habitual que haya manifestaciones en Bulgaria. En el centro de Sofía, plagado de bancos y ministerios cerca de las hermosas cúpulas doradas y verdes de las iglesias ortodoxas, se concentran muchos de los que ya no pueden más. De los que piden un cambio de modelo político que permita que los ciudadanos tengan poder directo sobre los representantes y que se ataje la corrupción. El Gobierno del populista de derechas Boiko Borikov, conocido como Batman, ha dimitido en bloque por la presión de las protestas, que estallaron por la subida del precio de la luz y no se han detenido. Para hoy se espera una manifestación en todo el país, que en unos días tendrá un Gobierno técnico hasta las nuevas elecciones, adelantadas a abril en vez de ser en julio como estaba previsto. Continúan las protestas porque la mayoría cree que la caída del Gobierno es solo un paréntesis hasta que vuelva al poder el antiguo guardaespaldas y karateca Borisov o los socialistas. Y ni de unos ni de otros esperan nada.

Dice la agencia estadística de la UE, Eurostat, que el 49% de los búlgaros están en riesgo de pobreza. Pero la frontera entre la posibilidad de la miseria y la miseria misma es muy difusa en Bulgaria. La pobreza es que una subida en la factura de la luz se coma la mitad de la renta familiar, o más, en algunos casos. La pobreza es que Veneta haya quitado los radiadores, no pague la calefacción central desde hace años y que la mayoría de sus vecinos, comenta, no le digan nada porque están igual. Que ya no recuerde cuándo fue a un restaurante por última vez o que ya no invite a comer a sus amigos a casa porque sería muy caro. Que ir al cine, que cuesta 4,5 euros o 6 si es una película de estreno, sea casi un lujo para muchos.

Pese a todo, en Bulgaria no hay crisis, dicen los economistas. Con una deuda externa del 16%, un déficit inferior al 2% y un crecimiento –anémico para este tipo de economía- del 0,5% del PIB, las cuentas del país cumplen férreamente la disciplina fiscal. Aquí no ha habido recortes, pero sí una política de austeridad que ha estrujado al sector público. En la práctica los salarios de los funcionarios y las pensiones están congelados, no suben al mismo ritmo que los precios. El problema ahora es que "el desempleo crece muy rápidamente", explica el experto en Finanzas Emil Harsev, de la Universidad de Economía Nacional y Mundial de Sofía. Está en un 12,5%. A esto se suma "la bajada brusca de las inversiones extranjeras, que se han reducido en cinco veces desde 2009, y de las que Bulgaria depende en gran medida", explica. Dimitar Bechev, director del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales (ECFR), "Ha caído la demanda por parte de la Eurozona de nuestras exportaciones, el clima empresarial empeora debido al descenso del poder adquisitivo y no se conceden créditos con facilidad", argumenta. A esto se suma el hecho de que las "inversiones públicas corren a cargo de los fondos europeos". Sin ellos, habría recesión.

En el centro de Sofía abundan pequeñas tiendas de ropa de marcas perfectamente ignotas. Una chica que curiosea por la zona explica que lo que vale más de 30 euros es "solo para ocasiones especiales". También han brotado muchas de segunda mano, pero no con una intención retro, sino para vender ropa como la de cualquier mercadillo, solo que a dos euros y usada. Por eso la calle más comercial de la capital búlgara, el bulevar Vitosha, parece un injerto globalizado con su Zara, su Mango y su Adidas.

Lora y Sofía, de 19 y 20 años, comen en el bar de la de la decimonónica Universidad de la capital búlgara. Las dos quieren emigrar en cuanto acaben los estudios de Filología inglesa o antes. La primera quiere marcharse a Alemania. La segunda, a Inglaterra, donde hay "más posibilidades de trabajar, aunque tuviera que aprender otra profesión". Alrededor de un millón de los 7,3 millones de búlgaros han emigrado. Es el camino que planea tomar Tania Hadieva, de 28 años. Esta empleada de una pequeña tienda de chocolatinas, cafés y golosinas a tiempo parcial es además empresaria. Se quiere ir a Canadá. Licenciada en Economía, tiene claro que "no hay mucho futuro en Bulgaria. Tantos esfuerzos no valen la pena para lo que se logra", asegura. Los que se quedan, sin embargo, los que ahora protestan y los que hacen lo que pueden para vivir, todavía creen que algo puede cambiar. O eso intentan.

El País 23/02/2013
Parece una visión de la España del 2014 o 2015 :(
La democracia es una forma de gobierno en la que cada cuatro años se cambia de tirano. Vladimir Lenin

Imagen

Responder