Situacion de la industria espacial rusa

Sputnik, Soyuz, MIR... la carrera espacial de Rusia y la URSS.

Moderador: casarusia

Reglas del Foro
Lee bien las reglas del foro y busca antes de preguntar para no repetir cuestiones ya tratadas. No se permiten mensajes de contactos personales, sobre scammers o relaciones virtuales, ni mensajes publicitarios o comerciales que no hayan sido previamente autorizados por un administrador
Vsego
Rusófilo iniciado
Rusófilo iniciado
Mensajes: 436
Registrado: 20/02/2007 17:06
Ubicación: Gerona

Situacion de la industria espacial rusa

Mensaje por Vsego »

Buenas,

Adjunto un articulo que me ha parecido muy interesante publicado en RIA novosti:

Rusia entra en la época del realismo espacial



Alina Chernoivánova, RIA Novosti


Los accidentes en programa espacial ocurrido recientemente en Rusia con alarmante frecuencia, atestiguan una profunda crisis del sector aeroespacial ruso.
Los expertos recomiendan dejar aparte las consignas sobre la “gran potencia espacial” y prepararse para otros eventuales fracasos. Ahora hace falta poner manos a la obra y trabajar duro para alcanzar, por lo menos, el nivel de calidad de hace 20 años.
En los últimos nueve meses Rusia perdió seis ingenios espaciales. En diciembre del año pasado un fallo del cohete portador Protón-M condujo a la pérdida de tres satélites de la red orbital rusa GLONASS-M.
En febrero de este año fracasó el lanzamiento del cohete portador Rokot con el satélite militar geodésico Geo-IK-2. Estos dos accidentes obligaron la dimisión del jefe de la agencia espacial rusa Roscosmos, Anatoli Perminov.
Veterano del sector (dirigió Roscosmos durante 7 años), Perminov tuvo que abandonar la agencia sin concluir la misión de modernizar el sector, que le había sido encomendada.
En abril de este año Vladímir Popovkin reemplazó a Perminov en el cargo. Los primeros meses su trabajo se desarrolló con normalidad – fueron realizados con éxito nueve lanzamientos.
Sin embargo, el 18 de agosto, el lanzamiento fallido del cohete Proton-M con el bloque de aceleración Briz-M situó al satélite de comunicaciones Express-AM4 en una órbita equivocada. Y el 24 de agosto por un fallo en los motores del lanzador Soyuz-U, la nave de carga Progress M-12M cayó en la república rusa de Altái, sur de Siberia.
La sucesión de los reveses es un motivo para analizar el estado de la industria aeroespacial. El presidente de la Duma de Estado (cámara baja del Parlamento ruso), Boris Grizlov, declaró que durante la sesión de otoño los diputados junto con representantes del gobierno discutirán los últimos fracasos espaciales.
“Los diputados siguen con atención el desarrollo del sector, - señaló Grizlov. – Está claro que la conquista del espacio siempre ha sido y será una tarea arriesgada. Pero surge la pregunta: ¿los lanzamientos fallidos es un indicador de problemas del sistema o una fatal coincidencia?”
Según el político, es necesario estudiar la situación a fondo, con calma y desde la perspectiva profesional.
Aunque los expertos consideran que la causa de los problemas en el sector está clara y ya se ha dado el primer paso hacia su eliminación – está nombrado un nuevo y eficiente “gestor”.
Ahora falta sacar la cosmonáutica rusa de la crisis y fijar nuevas metas.
Consecuencias de la crisis del sistema
“La explicación radica en fallos de los años 1990, - afirma el editor jefe de la resista “La Defensa Nacional” Igor Korótchenko, -el gobierno del entonces presidente Borís Yeltsin no trabajó de forma sistemática en el desarrollo de los sectores como la industria aeroespacial. A pesar de que es un sector de importancia estratégica para la seguridad del país”.
El director del Centro de análisis estratégico y tecnológico de Rusia, Ruslán Pújov, añade que tras la desintegración de la URSS “la industria cósmica en gran parte quedó psicológicamente, en la Unión Soviética”.
Recuerda, además, que en la época soviética la industria aeronáutica dependía del Ministerio de la Industria Aeronáutica. Cuando la institución dejó de existir, las empresas de aviación se quedaron “decapitadas” pero la aviación, sobre todo la militar, tenía mucha demanda fuera del país, por lo tanto la industria aeronáutica consiguió salir del aprieto gracias a las exportaciones.
No sucedió lo mismo en el sector aeroespacial: “Las circunstancias cambiaron pero todos fingían que todo seguía igual”, - explicó Pújov.
Fue Perminov el que empezó la reconversión de la industria cósmica, que hasta ahora no está concluida. “Kóptev (Yuri Kóptev, el primer jefe de Roscosmos, - RIA Novosti) era ingeniero, Perminov, militar, - apuntó el interlocutor de RIA Novosti. – Eran buenos profesionales, cada uno en su área. Sólo eran capaces de pedir más presupuesto. Cuando se lo dieron, resultó que el dinero no pudo solucionar todo”.
“Puede haber mucho dinero, pero no hay profesionales, no hay disciplina. Sólo el orgullo de ser la gran potencia espacial, de transportar a los astronautas estadounidenses, de tener la Estación Espacial Internacional...”, - dice Ruslán Pújov. Parece que ha llegado el momento de afrontar la realidad.
Falta de cretividad
La crisis en el sector, según el redactor de la revista especializada en temas espaciales Igor Lísov, empieza cuando desaparece la capacidad y la posibilidad de crear.
“Francamente hablando, nuestro potencial creativo quedó agotado con el proyecto del transbordador Burán, - cree el experto. – El mencionado bloque de aceleración Briz-M fue diseñado ya en la época post-soviética y funciona bien, pero presenta algún fallo cada diez lanzamientos. Imposible saber si se debe a un error del diseño o a una pieza defectuosa. Para investigarlo hay que tener datos originales que muchas veces faltan. Por eso se corrige lo que es más fácil de corregir”.
Lísov opina que es tanto más importante ahora apoyar a los colectivos que se las ingenian para crear algo nuevo. “La empresa Sistemas Satelitales de Información "Académico Mijaíl Reshetnev", que desarrolla las plataformas para satélites geoestacionarios y los del sistema de navegación ruso GLONASS; el grupo aeroespacial NPO Lávochkin, que, a pesar de los pronósticos negativos, diseñó la plataforma Navigator para el radiotelescopio espacial Spektr-R, también construido por él, - enumera ejemplos el experto. – Hace falta establecer nuevos objetivos, formar nuevos equipos de diseñadores si resulta que las marcas renombradas ya son incapaces de crear. El mercado no lo puede hacer, lo tiene que hacer el gobierno”.
Sin embargo, no siempre se consigue al menos conservar los restos de logros soviéticos. El fallido lanzamiento del lanzador Soyuz-U es un fracaso sin precedentes. A pesar de que no es el primer accidente en la historia del cohete, es considerada uno de los más seguros. Y sí es la primera vez cuando se pierde una nave de carga del sistema Progress en los 30 años de su existencia.
“Por más trivial que parezca, cada accidente tiene sus causas, - dice Igor Lísov. – Pero cuando cae un aparato de producción en serie y que había sido lanzado con éxito setecientas veces, las causas hay que buscarlas en el incumplimiento de los requisitos tecnológicos o en la negligencia”.
Los sistemas de producción en serie pueden ser fabricados durante mucho tiempo sin ningún problema si el proceso está bajo debido control. “Pero no siempre se llega a garantizar ni siquiera condiciones laborales básicas: por ejemplo, que un ingeniero aeroespacial gane más que un vendedor de los teléfonos móviles”, - afirma el experto.
“La crisis del sistema tiene que ser combatida con los métodos sistemáticos: establecer objetivos correctos, inyectar recursos adecuados, exigir resultados, castigar por los abusos”, - cree Igor Lísov.
Cambios radicales
“Las máquinas siempre son máquinas, pero los incidentes anteriores (la pérdida de los satélites de GLONASS es el más patente, - RIA Novosti) demuestran que parte de la culpa la tienen las personas. – constata Igor Korótchenko. – Se trata de la falta de disciplina de ejecución y negligencia general... Desgraciadamente ésta última reina no sólo en el sector aeroespacial”.
Según el experto, los últimos accidentes manchan la reputación del país como potencia espacial y exigen “prestar más atención al sector”. “Por supuesto hace falta plantear la cuestión sobre la financiación suficiente de la industria aeroespacial. Por otra parte, urge llevar a cabo reajustes radicales en la dirección del sector ya que, aun habiendo dinero, ocurre lo que ocurre”, - señala Korótchenko.
“El nombramiento de Vladimir Popovkin al cargo del director de Roscosmos se puede comparar con el nombramiento de Anatoli Serdiukov al cargo del ministro de Defensa. – reflexiona el director del Centro de análisis estratégico y tecnológico de Rusia, Ruslán Pújov. – Cuando el sector empezó a recibir más dinero presupuestario sin que mejoraran los resultados, a la cabeza del mismo pusieron a una persona que domina perfectamente los principios de gestión de empresas”.
El interlocutor de RIA Novosti afirma que los pasos hacia la reconversión del sector aeroespacial ocurrirán pronto. “Creo que no hay otra salida, - explica Ruslán Pújov. – En caso contrario, la situación seguirá siendo escandalosa”.
En una reciente entrevista al periódico ruso Kommersant, Vladimir Popovkin señaló que “el problema más grave del sector es su desproporción”. “Con la financiación actual es imposible hacer trabajar a todas las empresas del sector aeroespacial. El coeficiente medio de utilización de las plantas asciende a 33-35%, - explicó el funcionario. - Por lo tanto, debemos optimizarlo.
La primera etapa de tal optimización ya está hecha: Roscosmos consiguió la integración vertical de las empresas. El próximo paso es conectar las empresas entre sí para optimizar su integración horizontal. Esta tarea se lleva a cabo”.
Según Vladimir Popovkin, para los finales del año en curso serán creadas 14 estructuras integradas que abarcarán más de 50% de las empresas del sector. “Luego planearemos los cambios ulteriores”, - añadió.
Parece que ahora urge acelerar las reformas. Roscosmos el 25 de agosto comunicó al respecto que ya en los próximos días se formará un grupo operativo permanente integrado por los especialistas de Roscosmos, Instituto Central de Investigaciones de Ingenios Espaciales y Centro de Investigación Keldish. El grupo se dedicará a la inspección del ciclo completo para la fabricación de los ingenios espaciales.


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI


A ver si es verdad y se ponen las pilas...

Saludos.
Elegisteis la cobardia para evitar el sufrimiento, y tendreis cobardia y sufrimiento.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: Situacion de la industria espacial rusa

Mensaje por Kozhedub »

Siguen en esa línea, azuzados por la nueva misión norteamericana en Marte.

No se puede vivir indefinidamente de las rentas de la URSS
Rusia revisa su estrategia de exploración de Marte

10:30 10/08/2012
Konstantin Bogdánov, RIA Novosti.

Rusia, por su parte, que todavía no ha superado el doloroso fracaso de su sonda Fobos-Grunt, no puede presumir de ningún avance significativo en la exploración del Planeta Rojo. En realidad, ni siquiera parece necesario, dado que la prioridad de la industria espacial rusa ya no son los grandes y ambiciosos proyectos de exploración espacial, sino una reconstrucción bien planificada de la infraestructura espacial nacional.

Marte, objeto de Curiosity

Tras el éxito de los tres vehículos de exploración en la superficie de Marte (el pequeño Sojourner en 1996-1997, el más grande Spirit en 2004-2010 y el Opportunity, en funcionamiento desde 2004 hasta hoy) la NASA decidió llevar a cabo nuevos experimentos.

El vehículo de exploración Curiosity (Curiosidad) logró posicionarse sobre la superficie marciana usando un método completamente nuevo: el descenso fue posible gracias a un sistema de cables colgantes desde una plataforma. La toma de contacto con la superficie del planeta rojo hubo de hacerse además en modo automático, ya que las comunicaciones con la Tierra se producían con un retraso de 14 minutos.

La puesta en práctica de estas innovaciones no es simplemente un atrevimiento de los ingenieros a cargo del proyecto, sino que refleja cómo se ha ido avanzando toda una serie de soluciones tecnológicas para proyectos difíciles como este.

El programa de la NASA para la exploración de Marte parece ir cada vez a más: iniciado ya en los años 60 con las sondas Mariner, continuó con sus objetivos en los 70 con las misiones no tripuladas Viking, para culminar con el proyecto de exploraciones de varios años utilizando vehículos no tripulados diseñados para desplazarse por la superficie de Marte.

La Unión Soviética, por su parte, que había conseguido importantes avances en la exploración de Venus, en Marte no parecía conseguir más que fracasos.
Y esta mala tradición continuó también después de 1991.

Los fracasos unen a los países

Aparentemente Rusia ha dejado escapar sus oportunidades de competir con éxito en la exploración de Marte: la epopeya de la desafortunada sonda Fobos-Grunt, con la que no dejó de ensañarse la prensa, es todavía hoy una pesadilla para la Agencia Espacial rusa, Roscosmos. Se trataba del segundo intento en 15 años de organizar una gran expedición rusa a Marte: en 1996 se hundió en el Océano Pacífico en el momento del lanzamiento la sonda 'Mars 96', dejando atrás por mucho tiempo los programas rusos de exploración del planeta rojo.

Actualmente, a pesar de ser evidente que en el futuro acabará siendo necesario realizar el lanzamiento de una sonda Fobos-Grunt 2, la dirección de Roscosmos prefiere mantener una posición conservadora. Y ello porque Rusia tiene ahora una buena oportunidad de participar en la exploración de Marte en cooperación con otros países.

Esta posibilidad está relacionada con un tercer proyecto que tiene también a Marte como objetivo: el de la Agencia Espacial Europea (ESA). Su no demasiado demandado proyecto ExoMars tiene detrás una larga historia que se resume en el persistente deseo de los europeos de sumarse a alguna de las grandes potencias estatales, ya que la ESA nunca se ha dejado tentar por la idea ilusoria de enviar una misión propia a Marte.

En un primer momento, la idea era realizar el lanzamiento de la sonda con las lanzaderas rusas Soyuz (dotadas del propulsor Fregat). Después, volvieron sus miradas a Estados Unidos: los equipos de la ExoMars debían ser enviados al espacio en cohetes Atlas en dos series.

Sin embargo, más tarde, la NASA, alentada por los éxitos de sus misiones Spirit y Curiosity y los avances en los preparativos del lanzamiento del Curiosity, tomó la decisión de interrumpir su cooperación con la ESA. Además, el proyecto del vehículo estadounidense MAX-C, que había de viajar a Marte en el marco de ExoMars, cayó víctima de la política de recorte de gastos, de modo que EEUU dejó de estar interesado en misiones conjuntas con los europeos.

Como resultado, dos fracasados en la exploración de Marte decidieron apoyarse mutuamente: Rusia facilitará a ExoMars gran cantidad de equipo de investigación científica y los cohetes portadores Protón. Para los europeos todo son beneficios, mientras que la actitud conservadora de Moscú le permitirá ganar tiempo para idear nuevas soluciones y no dejará que se desaprovechen los cuadros altamente calificados de la Academia de Ciencias de Rusia ni el existente equipo técnico.

Revisando la estrategia espacial

El tercer intento con la exploración del Marte podría ser para Rusia decisivo también desde el punto de vista de la elaboración de una nueva filosofía nacional en la esfera espacial.

Es evidente que la actual estrategia, basada en un descarado aprovechamiento de las reservas soviéticas -tecnologías, cuadros y avances- había conducido al sector a un atolladero.


Numerosos intentos de lanzamientos fallidos o parcialmente fallidos que tuvieron lugar a lo largo de 2010-2011, el llamado Año del Espacio, pusieron de manifiesto la grave crisis que está atravesando el sector espacial ruso. Seguir creyéndose a pesar de todo la potencia espacial número uno sería simplemente acabar con los restos de la cosmonáutica nacional, persiguiendo proyectos excesivamente ambiciosos.

Nuestro sector de exploración espacial recuerda a un deportista que ha perdido ya su forma pero para quien, gracias a fondos inesperadamente recibidos y unas competiciones urgentes, ha sido trazado un plan de entrenamientos progresivos tras el que se le exigieron los resultados. Así, sin más, a ver si arrancaba.

No obstante, los tristes acontecimientos de 2010 y 2011 demostraron que el método ya no sirve para obtener resultados. Primero habrá que revisar a conciencia los cuadros cualificados y los recursos industriales y técnicos, tras lo cual es necesario plantear ante el sector objetivos posibles de conseguir y controlar posteriormente su ejecución.

En este sentido la participación de Rusia en el proyecto ExoMars representa una ventaja, dado que los dirigentes de Roscosmos no han tomado la decisión de suspender cualquier exploración espacial, hasta tener perfeccionadas las tecnologías. Y era lo que muchos esperaban después del fracaso de Fobos-Grunt.

De modo que Rusia no renunció a la exploración espacial, pero de facto ha reconocido su actual incapacidad de llevarla a cabo por su propia cuenta. En vez de ello, fueron formulados las siguientes tareas: poner en funcionamiento el nuevo modelo del cohete portador, Angará, los nuevos modelos de naves espaciales y determinados elementos de la infraestructura como el cosmódromo Vostochni. Y también ocuparse del problema de los cuadros competentes y de las plataformas nuevas para los aparatos.

Tan pronto estos planteamientos se realicen por lo menos a nivel de 1991, cuando el país contaba con la estación espacial Mir, las naves Soyuz y unos eficientes sistemas de lanzamiento, se podrá plantear la pregunta de si sería capaz el país de promover por su cuenta una típica misión estadounidense a Marte.

Esta pregunta no precisa de respuesta exacta, porque todo dependerá del futuro desarrollo del sector y de los fondos para ello asignados.
http://sp.rian.ru/opinion_analysis/2012 ... 40552.html
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: Situacion de la industria espacial rusa

Mensaje por Kozhedub »

Tras el fiasco de la Fobos Grunt, ahora parece que la ayuda puede llegar de Europa. Veremos si los proyectos anunciados cuajan finalmente.
ESPACIO | Acuerdo firmado en París
Europa y Rusia se unen para buscar rastros de vida en Marte

Imagen
Reconstrucción artística del robot ExoMars. | ESA

Efe | París
Actualizado jueves 14/03/2013 22:13 horas

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha firmado un acuerdo de colaboración con su homóloga rusa, Roscosmos, para el programa de exploración de Marte ExoMars, que prevé el envío de dos misiones al Planeta Rojo en 2016 y 2018.


Los dos socios se repartirán las responsabilidades en cada una de esas dos misiones, cuyo objetivo es determinar si hubo alguna vez vida en Marte, indicó la ESA en un comunicado.

En concreto, la ESA se encargará del dispositivo de detección de trazas de gases (TGO) del módulo de demostración para aterrizaje (EDM) en 2016, así como del módulo de transporte y del robot móvil en 2018. Roscosmos, por su parte, se hará cargo del módulo de descenso y de la plataforma de superficie en 2018, así como de las lanzaderas en ambas misiones.

Los dos socios aportarán los instrumentos científicos y cooperarán "estrechamente" en la explotación de los resultados que se obtengan.

En 2016, el TGO buscará evidencia de la presencia de metano o de otros gases atmosféricos que podrían ser una traza de una actividad biológica o de procesos geológicos. El EDM, por su parte, permitirá el aterrizaje en Marte para probar tecnologías clave de cara a lo que se hará dos años más tarde.

El director general de la ESA, Jean-Jacques Dordain, puso el acento en que Exomars pondrá a trabajar juntos a científicos europeos y rusos y desarrollará nuevas tecnologías que "demostrarán la competitividad de la industria europea" y serán importantes para preparar "futuras misiones de exploración" para determinar si hubo alguna vez vida en Marte.

El jefe de Roscosmos, Vladimir Popovkin, señaló por su parte que este programa es el segundo en el que colaboran ambas instituciones, después del lanzamiento de los cohetes rusos Soyuz de la base europea de Kurú, en la Guayana francesa.
http://www.elmundo.es/elmundo/2013/03/1 ... 80505.html
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: Situacion de la industria espacial rusa

Mensaje por Kozhedub »

Putin fija para 2015 los primeros lanzamientos desde nuevo cosmódromo de Vostochni

Tema de actualidad: Programa espacial ruso
Putin fija para 2015 los primeros lanzamientos desde nuevo cosmódromo de Vostochni



© RIA Novosti. Alexei Nikolski
13:24 12/04/2013
Vostochni, 12 de abril, RIA Novosti.
Noticias relacionadas

Rusia lanzará los cohetes Angará desde el cosmódromo de Vostochni
Rusia lanzará la sonda Luna-Glob desde el centro espacial Vostochni en 2015
Constructores de infraestructura para la cumbre APEC pueden levantar el cosmódromo Vostochni
Rusia planea lanzar al menos la mitad de sus cohetes desde nuevo cosmódromo Vostochni


(...)

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció hoy que el futuro cosmódromo ruso de Vostochni, en la provincia de Amur (sureste de Siberia), acogerá sus primeros lanzamientos en 2015, para comenzar a operar a plena capacidad cinco años más tarde, en 2020.

“Los primeros lanzamientos de cohetes están programados para 2015, y en 2020 Vostochni debe entrar en servicio a plena capacidad”, declaró Putin en una reunión sobre el futuro del sector espacial nacional celebrada con motivo del Día de la Cosmonáutica.

Subrayó que Rusia necesita una buena base espacial en territorio nacional para afrontar el conjunto de los retos en materia espacial. Al mismo tiempo, el líder ruso expresó confianza en que el cosmódromo ruso de Vostochni también acoja lanzamientos internacionales.

“Confío en que sea utilizado no solo por nuestros especialistas, sino también por sus compañeros de EEUU, Europa y otros países.
Prevemos realizar aquí lanzamientos de naves tripuladas y trabajar en misiones al espacio profundo. Tenemos aquí una excelente plataforma. La hemos estado buscando durante mucho tiempo, y ahora las obras van a plena marcha”, indicó.

Destacó además que la nueva base espacial será más eficaz y generará menos gasto que el cosmódromo de Baikonur que Rusia está alquilando a Kazajstán. “Se trabajará en las misiones a la Luna y a Marte precisamente en Vostochni, porque aquí se crearán las condiciones para lanzar cohetes superpesados de hasta 75 toneladas”, adelantó Putin.

Como curiosidad, el presidente ruso anticipó asimismo que con toda probabilidad las misiones tripuladas amerizarán en vez de aterrizar cuando regresen a la base de Vostochni, localizada muy cerca del Pacífico.

Por otro lado, el mandatario propuso bautizar la ciudad que se construirá en las inmediaciones del cosmódromo y será el lugar de residencia de su personal, en honor al científico ruso Konstantín Tsiolkovski, conocido como “El Padre de la Cosmonáutica”
. Según Putin, actualmente ninguna población rusa lleva el nombre de este visionario que por primera vez en la historia habló de un cohete de propulsante líquido como medio para viajar al espacio.

En cuanto a las relaciones con otra potencia espacial, EEUU, el presidente Putin enfatizó que la exploración del espacio es un ámbito en el que ambos países no tienen ninguna discrepancia.

“Me complace mucho que el espacio sea un ámbito de actividad que permite olvidar lo difícil de las relaciones internacionales para construir nuestros contactos en el campo más prometedor y de alta tecnología, dejando atrás los problemas y centrándonos en el futuro de nuestras naciones y de la humanidad”, resumió.
http://sp.rian.ru/neighbor_relations/20 ... 35066.html

Bien, muy bien, por el homenaje a Tsiolkovsky, se lo tenía más que merecido.

¡Saludos!
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Responder