El día que Rusia llegó a la Luna

Sputnik, Soyuz, MIR... la carrera espacial de Rusia y la URSS.

Moderador: casarusia

Reglas del Foro
Lee bien las reglas del foro y busca antes de preguntar para no repetir cuestiones ya tratadas. No se permiten mensajes de contactos personales, sobre scammers o relaciones virtuales, ni mensajes publicitarios o comerciales que no hayan sido previamente autorizados por un administrador
Kosolapov
Rusófilo iniciado
Rusófilo iniciado
Mensajes: 290
Registrado: 14/09/2010 23:00

El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por Kosolapov »

Se adelantó a EE.UU. en enviar una nave a nuestro satélite y uno de sus vehículos, perdido durante 40 años, aún envía señales
Hace 40 años la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas envió la sonda Lunokhod 1 rumbo a la Luna. Esta sería la primera de una serie de tres vehículos robóticos controlados por control remoto, que tenían como objetivo ampliar el conocimiento que se tenía de nuestro satélite. Durante un año “navegó” por el Mar de las Lluvias, hasta finalizar su misión. Pero hace unos meses en la NASA descubrieron asombrados que Lunokhod 1 aún funciona.
Mucha de la gente, al menos en occidente, cree que el primer vehículo que llegó a la Luna fue el Apolo XI, con los tres astronautas estadounidenses a bordo, en julio de 1969. Sin embargo, antes de que el hombre pisase nuestro satélite, varios vehículos robóticos recorrieron los 384.000 kilómetros que nos separan de la Luna, para que los científicos de la época pudiesen poner a punto las misiones tripuladas posteriores. Fueron los rusos quienes dieron los primeros pasos: el primer robot en estrellarse contra la Luna fue el soviético “Luna 2”; el “Luna 3” fue el primero en enviar imágenes de su superficie (en 1959), y el “Luna 9” fue el primero en alunizar de una pieza, en 1966. Poco después, el “Luna 10” se convirtió en el primer satélite artificial de nuestro satélite natural.
Los rusos, evidentemente, llevaban la delantera en lo que a sondas lunares robóticas se refiere. Sin embargo, el alunizaje de Neil Armstrong y Edwin Aldrin opacaron completamente los logros soviéticos -en gran parte por la gesta humana, pero también por conveniencia política-, y el éxito de sus ingenios pasó desapercibido en nuestros países. Esa es una de las razones por las cuales un robot impresionante como el Lunokhod 1, que 40 años después de haber llegado a la Luna aún funciona, casi no se conozca.
Pequeños y robustos
Los “Lunokhod” fueron vehículos robóticos rusos construidos en la década de 1970 para la exploración lunar. A un costo mucho menor que el del programa tripulado Apolo, y sin poner en riesgo vidas humanas, estos robots fueron pensados para recorrer la Luna y enviar a nuestro planeta imágenes y datos de su superficie. A pesar de que inicialmente se habían previsto al menos tres lanzamientos, sólo los Lunokhod 1 y 2 llegaron a nuestro satélite. Lanzado a bordo de un cohete Protón junto a la sonda Luna 17, el Lunokhod 1 alunizó sano y salvo el 17 de noviembre de 1970. Su aspecto nos recuerda al de un robot protagonista de una mala película “clase B”, pero fue construido utilizando lo mejor de la ciencia rusa de la época.
De pequeño tamaño -poco más de dos metros de largo y 160 centímetros de ancho- y operado por control remoto, el Lunokhod 1 fué durante 27 años (hasta 1997, cuando la NASA envió la Mars Pathfinder a Marte) el único vehículo operado por control remoto en visitar un lugar extraterrestre. Diseñados por Alexander Kemurdjian y construidos por la empresa NPO Lavochkin, los Lunokhod siguen siendo -40 años más tarde- los únicos dos “laboratorios móviles robóticos” operados por control remoto en visitar la Luna.
Se desplazaba sobre 8 ruedas metálicas, y pesaba unos 750 kilogramos. A lo largo de todo un año recorrido unos 10 kilómetros de la región lunar llamada “Mar de las Lluvias” (Mare Imbrium). Durante este trayecto tomó unas 200 imágenes panorámicas de más de 80.000 metros cuadrados, que fueron transmitidas a la Tierra junto a 20.000 imágenes televisivas. Una de las tareas más importantes realizadas por este robot fueron las pruebas efectuadas -más de 500- sobre el suelo y polvo lunar. Gracias a Lunokhod 1, los científicos rusos dispusieron de un detallado análisis físico de 500 sitios diferentes de la superficie de la Luna, y de datos de las propiedades químicas de otros 25. Todo ello sin mover sus soviéticos traseros de la silla. El robot también había sido dotado de un sistema láser -capaz de “responder” con un pulso cuando se lo iluminaba desde la Tierra- que sirvió para conocer la distancia que nos separa de nuestro satélite con una exactitud 100 veces superior a la disponible en esa época.
Lunokhod 1 había sido diseñada para “vivir” durante unos tres meses. Pero su robustez permitió a los técnicos rusos operar el vehículo durante casi un año, hasta septiembre de 1971. En ese momento se agotó la pila isotópica encargada de proporcionar el calor indispensable para que sus instrumentos no se congelaran con el frío lunar, y se lo hizo desplazar hasta una región de terreno lo suficientemente llana como para que pudiese utilizarse, desde la Tierra, el reflector láser mencionado. El 14 de septiembre de 1971, a las 13:05 horas, se perdió contacto con el robot y la sonda se dio por perdida. Pero Lunokhod 1 todavía nos daría una sorpresa.
«En voz alta y clara»
En 1993, y pesar de permanecer en la Luna, el vehículo robótico fue vendido en subasta por 68.500 dólares. Su dueño seguramente nunca imaginó que el Lunokhod 1 -o al menos parte de él- aún funcionaba. Hace pocos meses, en abril de este año, un equipo de la NASA liderado por Tom Murphy, de la Universidad de California en San Diego, “iluminó” el equipo láser del robot utilizando el telescopio de 3.5 metros “APOLLO” del Punto Observatorio Apache, en Nuevo México. Increíblemente, el Lunokhod 1 les respondió la señal, con una potencia inusitada. “La mejor señal que habíamos recibido del Lunokhod 2, hace muchos años, poseía unos 750 fotones, pero esta vez recibimos más de 2.000 fotones desde el Lunokhod 1”, relató Murphy. “ Nos está hablando en voz alta y con claridad”, agregó. Si bien el artefacto es incapaz de desplazarse, tomar fotografías o responder a las señales de radio, parte de su equipo aún es capaz de funcionar. Cuatro décadas han pasado desde que ese robot con forma de tina de baño llegó a la Luna, y aún sigue respondiendo a nuestros mensajes. Semejante logro merecer ser recordado y reconocido.
http://www.abc.es/20101021/ciencia/rusi ... 11136.html

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5252
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por Kozhedub »

Hace pocos meses, en abril de este año, un equipo de la NASA liderado por Tom Murphy, de la Universidad de California en San Diego, “iluminó” el equipo láser del robot utilizando el telescopio de 3.5 metros “APOLLO” del Punto Observatorio Apache, en Nuevo México. Increíblemente, el Lunokhod 1 les respondió la señal, con una potencia inusitada. “La mejor señal que habíamos recibido del Lunokhod 2, hace muchos años, poseía unos 750 fotones, pero esta vez recibimos más de 2.000 fotones desde el Lunokhod 1”, relató Murphy. “ Nos está hablando en voz alta y con claridad”, agregó.
A ver si va a pasar como con el Voyager de Star Trek... :lol:
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Siberia
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1419
Registrado: 15/06/2007 16:59
Ubicación: Логроньо

Re: El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por Siberia »


Kosolapov
Rusófilo iniciado
Rusófilo iniciado
Mensajes: 290
Registrado: 14/09/2010 23:00

Re: El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por Kosolapov »

[quote="Siberia"]:arrow: [url=http://www.casarusia.com/foro/viewtopic ... 88b#p40852]El Programa Lunik (1959-1976)[/url][/quote]
Perdón Siberia, no lo había visto.

JPRK
Rusófilo iniciado
Rusófilo iniciado
Mensajes: 487
Registrado: 10/06/2007 16:49

Re: El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por JPRK »

La cosmonautica sovietica hizo un excelente trabajo y muy serio, a pesar de las limitaciones tecnicas y de presupuestos que padecia. Sus ingenieros adoptaron muchisimas soluciones muy ingeniosas para superar los problemas tecnicos a los que se enfrentaban. Por mi trabajo conoci a varios tecnicos e ingenieros rusos que trabajaron fabricando satelites y en el lanzamiento de cohetes y me contaban con gran satisfaccion de su parte como conseguian todos sus objetivos a pesar de todas las limitaciones en contraste con los americanos que disfrutaban de medios tecnicos y economicos casi ilimitados.

Avatar de Usuario
Vladiвосток
Moderador
Moderador
Mensajes: 5287
Registrado: 19/04/2006 16:07
Ubicación: Провидения

Re: El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por Vladiвосток »

Rusia quiere volver a la Luna

El Mundo
15/10/2012

Misión programada para 2015

Rusia quiere volver a pisar la Luna. Su objetivo es viajar al satélite en 2015 para lo cual creará un módulo de descenso lunar, según ha informado el director general del consorcio aeroespacial Lavochkin, Víctor Jartov. "Queremos demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de aterrizar en otros lugares", ha señalado.

El experto ruso ha indicado que también se pretende enviar otra nave que se encargará de buscar muestras de hielo en la Luna y traerlas a la Tierra para su estudio. Además, planean la construcción de un vehículo robótico que explore el suelo lunar.

El programa lunar ruso consta de los proyectos Luna-Glob y Luna-Resurs relacionados, en particular, con la investigación de las zonas subpolares del satélite, donde deben existir grandes reservas de hielo.

Con estas iniciativas Rusia quiere limpiar la imagen de su programa espacial que desde 2011 ha sufrido varios reveses. Entre ellos, destaca la pérdida de la estación automática Fobos-Grunt, que, por un fallo en sus propulsores quedó en órbita terrestre y dos meses después de su lanzamiento cayó descontrolada en aguas del océano Pacífico.

"La lección más importante del fracaso de la Fobos-Grunt es que todas las grandes cosas hay que hacerlas paso a paso", ha señalado Jártov al respecto. En este sentido ha apuntado que Rusia no realizaba un proyecto como el de Fobos-Grunt desde hacía treinta años.

A su juicio, el problema es "querer dar un gran salto". "Primero hay que llegar a la superficie de la Luna y, después de un tiempo, con ayuda de un aparato más pesado, se sacará hielo a una profundidad de dos metros", ha explicado.

Del mismo modo, Jártov destacó que la conquista del espacio siempre se ha acompañado de fracasos y recordó que de las 58 misiones lunares soviéticas, la mitad fueron fallidas.

:arrow: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/1 ... 21153.html
  • España y Rusia, separadas por la distancia y unidas por el corazón.©
    Vladiвосток

    Imagen

Siberia
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1419
Registrado: 15/06/2007 16:59
Ubicación: Логроньо

Re: El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por Siberia »

Con motivo del 50 aniversario de la muerte de Kennedy, los medios de comunicación han publicado en estos días todo tipo de resúmenes y diagramas con lo más significativo de su mandato. Uno de los puntos inevitables al hablar de Kennedy es su política exterior con la URSS: la crisis de los misiles en Cuba, el Muro de Berlín, la caza de brujas del comunismo soviético en Estados Unidos... incluso se sopesa la hipótesis de que su asesinato se hubiera dirigido desde el Kremlin.

Sin embargo, son menos conocidos los programas de colaboración con la URSS, concretamente me ha sorprendido encontrar esta noticia (aparecida allá por el mes de julio) sobre el proyecto irrealizado de una misión conjunta a la Luna:
Cuando la Unión Soviética y los Estados Unidos pudieron viajar juntos a la Luna

Es un uno de los episodios menos conocidos de la conquista del espacio. Aunque resulte difícil de creer la Unión Soviética y los Estados Unidos pudieron haber viajado juntos a la Luna en los años 60. La carrera por la Luna fue el paradigma de la conquista del espacio y marcó profundamente el posterior desarrollo de los programas espaciales de las dos superpotencias. Y sin embargo, en 1963 los EEUU sopesaron seriamente llevar a cabo una misión conjunta con la URSS a nuestro satélite.

16/07/2013 - Eureka, el Blog personal de Daniel Marín


Imagen
Recreación artística de una posible misión lunar conjunta entre la URSS y los EEUU (Mel Hunter/Life/NASA).


Sería el presidente John F. Kennedy el artífice de esta propuesta, el mismo que había dado el pistoletazo de salida a la carrera por poner un hombre en la Luna con su famoso discurso ante el Congreso de los EEUU en mayo de 1961. El discurso de Kennedy supuso el nacimiento oficioso del programa Apolo y un cambio radical en la estrategia de la NASA. Pero, contra todo pronóstico y con el programa Apolo ya encarrilado, el 20 septiembre de 1963 Kennedy decidió invitar a la Unión Soviética a una misión conjunta hacia la Luna. La inesperada propuesta tuvo lugar durante una declaración ante la Asamblea General de la ONU y pilló a todo el mundo por sorpresa. El programa Apolo había sido concebido precisamente como la demostración última de la superioridad tecnológica de los Estados Unidos, ¿y ahora Kennedy quería invitar a sus rivales? No tenía sentido.

Pero para Kennedy sí que lo tenía. Y es que aunque ahora nos parezca que el programa Apolo era sólido como una roca, en 1963 sus objetivos comenzaron a ser cuestionados. La opinión pública estadounidense se preguntaba si el enorme gasto que suponía poner un hombre en la Luna estaba justificado. La Unión Soviética no había recogido el guante del desafío oficialmente y muchos políticos norteamericanos empezaron a preguntarse si no estarían compitiendo en solitario. A principios de los 60 el esfuerzo espacial soviético era alto secreto y nadie conocía a los principales protagonistas del mismo, esto es, las oficinas de diseño (OKB) y sus correspondientes ingenieros jefes, con Serguéi Koroliov a la cabeza. La URSS había creado a propósito la falsa impresión de que la Academia de Ciencias de Unión Soviética lideraba el programa espacial, cuando en realidad no era más que un actor terciario.

Consecuentemente, Mtislav Keldish -el presidente de la Academia de Ciencias- era visto en occidente como el hombre que dirigía la estrategia espacial del país y por este motivo sus declaraciones eran estudiadas con todo detalle. En 1963 Keldish declaró en varias ocasiones que la URSS no pensaba poner un hombre en la Luna y que habían optado por una estrategia de exploración automática. Por supuesto, esto no era verdad y Keldish lo sabía. Cierto es que por entonces la Unión Soviética no había logrado articular una respuesta unificada al programa Apolo, pero existían varios proyectos de programas lunares tripulados, tanto en la oficina OKB-1 de Koroliov como en la OKB-52 de Cheloméi.

A petición de la Casa Blanca, la CIA elaboró un informe sobre los objetivos del programa espacial soviético. El informe fue entregado el uno de octubre de 1963 y en él se dejaba claro que las autoridades soviéticas no tenían una intención clara de llevar a cabo una misión tripulada a la Luna. La aparente falta de respuesta soviética al Apolo inquietó a Kennedy. Si la URSS decidía retirarse de la carrera, el programa Apolo no tenía sentido y corría el riesgo de ser cancelado. Muy probablemente estos temores fueron los que justificaron la inusual propuesta de colaboración con los soviéticos. Como efecto añadido, un programa conjunto sería todo un golpe de efecto diplomático a nivel internacional y mejoraría las relaciones entre las dos superpotencias. No era la primera vez que Kennedy sugería una misión espacial conjunta a la URSS. En la cumbre de Viena de 1961 el presidente ya había lanzado la misma idea a Jruschov, quien dio la callada por respuesta. Pero el plan de Kennedy era en 1963 mucho más ambicioso y concreto. El 26 de agosto el presidente tanteó al embajador soviético Anatoli Drobrinin, el cual declaró que Jruschov deseaba aumentar la cooperación de ambas potencias en el espacio. El 18 de septiembre de 1963 Kennedy se reunió con el administrador de la NASA James Webb para comunicarle su intención de seguir adelante con la propuesta de colaboración. El ministro de asuntos exteriores de la URSS, Andréi Gromiko, también mandó señales positivas ante una posible colaboración con los estadounidenses, animando a Kennedy a lanzar su propuesta.

En un principio el Kremlin respondió con silencio al plan de Kennedy, pero el uno de noviembre Nikita Jruschov afirmó durante un discurso estar a favor de un viaje conjunto a la Luna con los americanos. De acuerdo con las memorias del hijo de Jruschov, Serguéi, su padre recibió con ilusión la propuesta de Kennedy. No se puede decir lo mismo de los militares soviéticos, quienes -siempre según Serguéi- temían que una misión conjunta pudiera desvelar secretos claves del programa de misiles de la URSS. Todo parecía salir según los planes de Kennedy. El presidente firmó el 12 de noviembre de 1963 el National Security Action Memorandum 271, con el título 'Cooperación con la Unión Soviética en asuntos del espacio exterior', por el que se autorizaba la búsqueda de propuestas técnicas concretas para hacer viable una misión lunar conjunta. Los políticos pasaban ahora el testigo del proyecto a los ingenieros. Aunque en algunos medios de comunicación norteamericanos se publicaron algunos detalles técnicos de cómo podría ser una misión de este tipo, la verdad es que nunca se llegó a este nivel de concreción. Por muy poco.



Imagen
Artículo de la revista Life sobre la misión conjunta (Life/NASA).


Kennedy fue asesinado el 22 de noviembre de 1963, apenas dos meses después de hacer pública su propuesta. Y con él murieron los planes de una misión lunar conjunta. En un principio el nuevo presidente Lyndon B. Johnson se mostró favorable a una posible misión con la URSS, pero el plan había sido idea de Kennedy y sin él al mando el proyecto pronto perdió fuelle. Hugh Dryden, el segundo de la NASA, y Anatoli Blagonrávov, diplomático soviético encargado de coordinar proyectos espaciales conjuntos entre los EEUU y la URSS, trabajarían codo con codo en 1964 para perfilar posibles líneas de colaboración en el espacio, pero no llegarían a ningún lado ante la falta de interés de sus gobiernos respectivos (Dryden moriría a finales de ese mismo año). Jruschov fue apartado del poder en octubre de 1964, enterrando de forma definitiva cualquier posible colaboración a corto plazo. Habría que esperar una década para que la Unión Soviética y los Estados Unidos se decidiesen, esta vez en serio, a llevar a cabo una misión espacial conjunta: el programa Apolo-Soyuz (ASTP).

Pero, ¿y si Kennedy hubiese esquivado las balas en Dallas ese fatídico 22 de noviembre?¿Habríamos sido testigos de una misión lunar conjunta entre la URSS y los EEUU a finales de los 60? ¿Habría ondeado sobre la superficie lunar la bandera de hoz y el martillo junto con la de las barras y estrellas? Nunca lo sabremos.


jsanag
Rusófilo curioso
Rusófilo curioso
Mensajes: 5
Registrado: 01/05/2014 10:57
Ubicación: Barcelona
Contactar:

Re: El día que Rusia llegó a la Luna

Mensaje por jsanag »

Muy Interesante :) ;) Si !

Responder