Pedro Stolypin

Zares y emperadores, Historia de los siglos XVI al XX.

Moderador: casarusia

Reglas del Foro
Lee bien las reglas del foro y busca antes de preguntar para no repetir cuestiones ya tratadas. No se permiten mensajes de contactos personales, sobre scammers o relaciones virtuales, ni mensajes publicitarios o comerciales que no hayan sido previamente autorizados por un administrador
Avatar de Usuario
Vladiвосток
Moderador
Moderador
Mensajes: 5287
Registrado: 19/04/2006 16:07
Ubicación: Провидения

Pedro Stolypin

Mensaje por Vladiвосток »

Pedro Stolypin.jpg
  • Hoy se cumplen 150 años del nacimiento de Pedro Stolypin (1862-1911).

    Pedro Arkadievich Stolypin nació en la ciudad alemana de Dresde el 14 de abril de 1862 y murió en Kiev, a la edad de 49 años, el 18 de septiembre de 1911, tras recibir cuatro días antes dos disparos de Dimitri Bogrov cuando asistía junto al Zar a una obra Rimsky-Korsakov en la Casa de la Ópera de Kiev.

    Este político ruso fue Gobernador de Grodno (Bielorrusia) y de la región de Saratov, llegando a ser ministro del Interior y Primer ministro con el Zar Nicolás II.

    Destacado estadista y reformador, es para muchos uno de los personajes rusos más importantes del siglo XX. Iniciador de la reforma y modernización agraria.
    Como orador, dejo frases como ¡No nos asustan! y ¡Se necesita una gran conmoción, se necesita una gran Rusia!

    Dejo a continuación una serie de enlaces a artículos en español publicados por "La Voz de Rusia".

    :arrow: La estrategia de Piotr Stolipin

    :arrow: Piotr Stolipin: ¿lacayo de la autocracia o servidor del Estado?

    :arrow: Reformas de Stolipin: del ciudadano al civismo

    :arrow: ¿Quién mató a Piotr Stolipin?
  • En el siguiente enlace se puede ver en dos vídeos un documental en inglés sobre Stolypin:

    :arrow: http://spanish.ruvr.ru/stolypin/

    Y en el siguiente vídeo un documental en ruso sobre la vida y muerte de Stolypin:

No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
  • España y Rusia, separadas por la distancia y unidas por el corazón.©
    Vladiвосток

    Imagen

Avatar de Usuario
Vladiвосток
Moderador
Moderador
Mensajes: 5287
Registrado: 19/04/2006 16:07
Ubicación: Провидения

Re: Pedro Stolypin

Mensaje por Vladiвосток »

Piotr Stolipin buscaba la estabilidad en la antesala de la revolución


17/04/2012
RIA Novosti


Vlad Grinquévich


Rusia celebró el pasado 14 de abril el 150º aniversario del nacimiento del reformista Piotr Stolipin, que fue primer ministro de Rusia a principios del siglo XX.

Es una figura famosa y contradictoria: tanto, que hoy en día los liberales y los conservadores honran la memoria de Stolipin, que en su época era objeto de sus críticas.

La cuestión principal es si las reformas de Stolipin podían prevenir la revolución bolchevique o si, al contrario, la precipitaron. Para contestarla es necesario recordar qué papel desempeñaba Stolipin en el sistema político de Rusia.

Se puede comparar al ministro reformista con un administrador de crisis al que contratan los directores de una empresa que afronta problemas para que garantice que siga funcionando “como siempre” sin cambios importantes, cuando posiblemente sería más eficaz sustituir a los directores y cambiar de actividad.


Originado por la revolución

No tiene sentido detallar los éxitos económicos y fracasos durante el gobierno de Piotr Stolipin, porque ya se ha dicho y escrito mucho sobre esto. Además, cualquier polémica que se suscita en torno a sus reformas se reduce a la cuestión sobre la posible prevención de la revolución.

El papel de Stolipin como “peso pesado” de la política rusa fue originado por la revolución. Apareció en el escenario político en plena crisis revolucionaria de 1905 a 1907.

En abril de 1906 Stolipin fue nombrado ministro del Interior y en breve ocupó el cargo de primer ministro de Rusia. Se le planteó las tareas de reprimir la sublevación y la ola de terror político, así como de prevenir una posible situación revolucionaria en un futuro. Para llevar esto a cabo Stolipin decidió implementar una importante reforma económica y social.

La primera tarea –represión de la sublevación- fue demasiado fácil y el administrador de la crisis, Stolipin, la cumplió con éxito. Los tribunales militares y otras medidas drásticas de las que se le acusa a Stolipin solo representaban una parte de la práctica tradicional de la lucha contra los rebeldes. Se puede incluso decir que Stolipin logró realizar esta tarea con pocas víctimas. Según la estadística oficial, 682 personas fueron ejecutadas tras los juicios celebrados ante los tribunales militares.

Varios historiadores mencionan los miles de personas fusiladas sin juicio o que murieron en las cárceles, pero incluso estas víctimas son incomparables con las que la década siguiente se sacrificaron en aras de la revolución bolchevique.

La segunda tarea –prevención de una situación revolucionaria- fue más complicada. En la historia mundial casi no hay ejemplos de una prevención exitosa de las revoluciones y su sustitución por reformas económicas o políticas. Son excepcionales solo los casos cuando estas reformas, de hecho, fueron revoluciones originadas por las autoridades.

Se puede citar como ejemplos de tales revoluciones realizadas con el fin de modernización a la Restauración Meiji en Japón, la guerra civil en EEUU o la revolución social y política que Mustafá Kemal Ataturk realizó en Turquía.

¿Por qué no es una reforma sino la revolución? Se trata de varias contradicciones sistémicas incompatibles con un desarrollo exitoso en el marco del sistema vigente. En EEUU, la economía basada en la cultivación de plantaciones impedía el desarrollo de la moderna economía industrial.

En Japón y Turquía, los sistemas tradicionales (digamos régimen feudal) no permitían contrarrestar eficazmente la expansión de Occidente.

Los promotores de las reformas revolucionarias entendían que era necesario introducir cambios drásticos en el sistema.


Estabilidad como maldición

Las autoridades rusas tenían miedo de los cambios drásticos, esperando que todos los problemas pudieran resolverse paulatinamente, mediante una evolución, y consideraban que la estabilidad era la condición principal de este proceso.

Por eso Stolipin pedía “20 años de paz y tranquilidad" durante los que estaba dispuesto a convertir a Rusia en el país más grande. Una de sus declaraciones dice: “¡Necesitáis grandes conmociones, necesitamos una gran Rusia!”. El Gobierno actual aprovecha el sentido de esta frase para desacreditar ideológicamente a los opositores radicales.

Las habladurías sobre una larga evolución suelen justificar los intentos de evadir cambios en un momento dado. Se prefiere esperar mejores tiempos para cambiar algo. Pero ¿hay tiempo para esperar? La historia ha demostrado que Stolipin no lo tenía.

A finales del siglo XIX y a principios del siglo XX, la principal contradicción sistémica en la sociedad rusa fueron los derechos de propiedad sobre la tierra: el Estado fue incapaz de resolver este problema. El zar le encargó a Stolipin a hacer un nuevo intento de encontrar una solución apropiada.

La conciencia del pueblo ruso se ha sembrado desde hace mucho la idea de la única solución justa de este problema:un reparto de la propiedad. Es decir, las tierras que pertenecían a los terratenientes, que no las cultivaban, debían transferirse a los campesinos. Posteriormente, los bolcheviques aprovecharon esta solución para ganarse el apoyo del campesinado.

Pero el anunciado reparto de la propiedad suponía que una parte de los beneficiarios del sistema, e incluso una parte de su mecanismo representada por los terratenientes, tuviera que abandonar el escenario político.

Los reformadores revolucionarios entendían que era preferible sacrificar el bien de menor valor para salvar al más valioso, aniquilar a un estrato social con el fin de salvar todo el país.

Por eso Ataturk luchaba contra el clero islámico y los progresistas japoneses en el período Meiji no solo pusieron fin a la clase de samuráis sino también reprimieron la rebelión de samuráis en 1877. Mientras, durante la Guerra de Secesión en EEUU, el Norte industrial derrotó al Sur agrario y esclavista que impedía a su desarrollo.

Hasta el éxito de las reformas pacíficas en China fue predeterminado por la Gran Revolución Cultural, impulsada por Mao Zedong. Una campaña de represalias afectó a una gran parte de la burocracia partidista, lo que según varios expertos facilitó la realización posterior de las reformas económicas.

Pero parece que las autoridades rusas creían en realidad que las reformas eran capaces de postergar cambios drásticos. Durante la época de su gobierno, el zar reformador Alejandro II, que dio libertad a los campesinos rusos, no pudo resolver totalmente el problema agrario. Y pasado medio siglo, el Estado ruso volvió a tropezar en la misma piedra.


Un camino hacia la revolución

Si algo no tiene solución, cualquier razonamiento aunque sea lógico llevarán a un callejón sin salida.

Así concluyó la reforma agraria de Stolipin. Aunque el reformista actuó de manera correcta en el marco de las tareas planteadas, todas sus acciones solo acercaron la revolución.

¿Los campesinos necesitan la tierra? Stolipin les invitó a colonizar las tierras vírgenes en Siberia y Asia central. Pero ¿para qué necesitan los campesinos las tierras de Siberia cuando se puede colonizar las que son propiedad de los terratenientes y están más de cerca?

Quizás por eso la política de Stolipin no tuvo éxito. Durante los diez años de las reformas, solo unos tres millones de personas decidieron mudarse. La mayoría de estas no lograron al destino final, se quedaron en los Urales. Posteriormente, unas 500.000 personas regresaron a casa y Stolipin hizo un intento de convertir a los campesinos rusos en granjeros individuales.

Para hacerlo fue necesario desgarrar la comunidad agraria, una comunidad a la que el Estado de servidumbre reforzaba durante siglos, porque esta comunidad era la principal herramienta fiscal y el mecanismo de responsabilidad colectiva, de lo que asimismo se aprovechaban los campesinos. Los fuertes se vieron obligados a apoyar a los débiles y fue necesario abolir la servidumbre, pero el propio Estado respaldaba a la comunidad agraria para que este proceso no tuviera serias repercusiones.

Cuando los más exitosos y ricos abandonaron a la comunidad, porque fueron los primeros en dirigirse a Siberia, esto puso fin a la entrega de créditos para los pobres y frenó el desarrollo de nuevas tecnologías.

En reiteradas ocasiones, la desintegración de la comunidad agraria conllevó la decadencia de las aldeas y la formación de esas capas bajas de la población rural que posteriormente se convirtieron en el mártir de la revolución.

Así las cosas, tienen razón los críticos de Stolipin que afirman que sus acciones plantearon fundamentos para la revolución de octubre. Pero no es la culpa de Stolipin, que actuaba en el marco de las condiciones estipuladas: trataba de conservar el sistema, reparándolo e introduciendo cambios necesarios.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

:arrow: http://sp.rian.ru/opinion_analysis/2012 ... 49210.html
  • España y Rusia, separadas por la distancia y unidas por el corazón.©
    Vladiвосток

    Imagen

Responder