La Ofensiva Bagration

La Segunda Guerra Mundial, la Gran Guerra Patriótica.

Moderador: casarusia

Reglas del Foro
Lee bien las reglas del foro y busca antes de preguntar para no repetir cuestiones ya tratadas. No se permiten mensajes de contactos personales, sobre scammers o relaciones virtuales, ni mensajes publicitarios o comerciales que no hayan sido previamente autorizados por un administrador
RKKA
Baneado
Baneado
Mensajes: 1366
Registrado: 01/12/2006 22:50

Mensaje por RKKA »

Eso es, camarada Kozhedub. La superioridad no es un justificante de la derrota, sino mas bien el merito del bando contrrario, de sus mandos que son capaces de planificar y llevar a cabo una gran operacion estrategica, desorientando al enemigo y concentrando grandes reservas en sus narices, y tambien de su industria, que es capaz de producir en condisiones inhumanas y con menores recursos disponibles un armamento en condiciones y en cantidades requeridas que exige la guerra. Lo demas son tonterias y excusas de los perdedores :)

Nurgle
Rusófilo especialista
Rusófilo especialista
Mensajes: 1907
Registrado: 12/06/2006 21:56

Mensaje por Nurgle »

Es que las tropas, armas, municiones, abastos y vituallas aparecen por arte de magia en el campo de operaciones :lol:
Hay una parte del arte de la guerra que se llama logistica, que si mal no recuerdo es el arte de disponer combinar y arreglar en su conjunto y por números los movimientos de las masas de tropas, meteriales y suministros.
Y que es mas complicada incluso que la tactica y la estrategia.
Camarada Lobo sabe a quien se come y no le pregunta a nadie si puede comerselo.
V. Putin
ImagenImagen

RKKA
Baneado
Baneado
Mensajes: 1366
Registrado: 01/12/2006 22:50

Mensaje por RKKA »

La logistica es una cosa fundamental, una ofensiva se ve ahogada si las retaguardias se retrasan demasiado. Si no hay municion ni conbustible, el armamento pesado no es mas que chatarra.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Mensaje por Kozhedub »

RKKA escribió:La logistica es una cosa fundamental, una ofensiva se ve ahogada si las retaguardias se retrasan demasiado. Si no hay municion ni conbustible, el armamento pesado no es mas que chatarra.
Exacto. En la batalla de Jarkhov, los soviéticos hicieron una penetración en profundidad tan prolongada que sus tropas se encontraron sin carburante ni municiones ante la contraofensiva alemana, sufriendo fuertes pérdidas. En Bagration habían aprendido la lección y detuvieron su ofensiva en la línea del Vístula y frente a Varsovia, tomándose tiempo para reagruparse y consolidar sus líneas de suministro. A ello se suma la entrada de cuatro divisiones de élite alemanas en la capital polaca (entre ellas la Liebestandarte y otras unidades implicadas en la derrota de los soviéticos en Jarkhov). Con posterioridad se ha acusado a Stalin de detener la ofensiva deliberadamente para permitir a los nazis aplastar la insurrección de Varsovia. Sin embargo, muchos analistas coinciden en que la decisión era estratégicamente impecable, entre ellos el mismísimo Heinz Guderian, al que se podrá acusar de muchas cosas menos de filo-soviético.

Saludos.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Mensaje por Kozhedub »

Seguimos aportando datos:

Para hacernos una idea de lo que supuso esta operación en un plano puramente geográfico, nada mejor que echarle un vistazo a este fragmento del capítulo 19 de "El mundo en guerra":

mientras los aliados occidentales avanzaban lentamente por territorio francés, rebasando con creces los plazos que se habían impuesto en su planificación, los soviéticos barrían literalmente toda oposición en su frente correspondiente. Comparemos la extensión de territorio que pierden los nazis frente a ellos con el territorio francés.



Y ahora, que alguien repase las películas que han sido dedicadas a Normandía y las que han sido dedicadas a esta operación, nunca conmemorada a una escala siquiera la mitad que la de su contrapartida anglosajona.

Sin comentarios.

Saludos.
PD: editado para recuperar el video.
Última edición por Kozhedub el 08/05/2008 00:16, editado 1 vez en total.

Jagellon
Rusófilo avanzado
Rusófilo avanzado
Mensajes: 869
Registrado: 25/03/2007 00:06
Contactar:

Mensaje por Jagellon »

:? Vamos a ver...

Si más de 6 ejércitos cercan el Stalingrado alemán y otros tantos se disponen a hacer los mismo con los alemanes del Cáucaso (con el triple de tropas de las que estuvieron cercadas en Stalingrado, vamos un 1 millón por lo menos) -eso sin contar los ejércitos soviéticos que rodeaban a la zona alemana del Cáucaso-, o si al mismo tiempo que rechazaban en Kursk a los alemanes lanzaban una serie de ofensivas que no terminaron hasta que terminó el año 1943, durante 6 meses seguidos...

:? ...


¿y no son capaces los soviéticos de tomar una ciudad que está justo al lado de sus posiciones como consecuencia de Bagration, que aún no había terminado, y que encima la susodicha ciudad estaba en rebeldía?

Unos pocos días antes de la sublevación de Varsovia los soviéticos toman Minsk con alemanes incluidos (por cierto el doble de efectivos, en relación con los que estaban reprimiendo la sublevación).

La sublevación terminó en octubre ¿y en dos meses (de principios de agosto a principios de octubre) no tuvieron tiempo los soviéticos de tomar la ciudad (en vez de lanzar un ejército de opereta que ni siquiera era soviético sino de sus vasallos polacos)?

:D Ya sé!, los rusos ¡tenían miedo de un Stalingrado soviético!

Justo al lado los alemanes masacraban a 200.000 inocentes polacos (sin incluir los efectivos de la AK), ¡durante dos meses!

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Mensaje por Kozhedub »

Sobre el tema de Varsovia ya se habían dado explicaciones, que parece neceario repetir con más detalle.

En efecto, ya se había producido un Stalingrado soviético, concretamente la batalla de Jarkov, precisamente por las mismas causas que los soviéticos temian ver repetidas en este caso: un alejamiento excesivo de las líneas de aprovisionamiento. Esto además tiene un segundo efecto lógico, a saber, las líneas de suministro del enemigo se acortan y puede recibir refuerzos con más facilidad (para los alemanes fue posible hacer llegar cuatro divisiones de élite a Varsovia, pero no a Ucrania o a otras zonas más alejadas. El mapa deja claro por qué). El caso de Minsk y otros que se produjeron simultáneamente es el típico de cerco contemplado en al "arte operacional": a diferencia de un ejército antiguo o medieval un ejérciro moderno necesita imperiosamente mantener abiertas unas líneas de comunciaciones que le proporcionen municiones, repuestos y carburante. Sin estos aprovisionamientos está incapacitado para luchar a pleno rendimiento al cabo de poco tiempo. En Stalingrado los soviéticos podrían haber dejado perecer de hambre al Sexto Ejército, pero optaron por lanzarse al asalto para recuperar lo antes posible la ciudad, para asestar un golpe de propaganda fulminante y, lógicamente, para fortalecer su retaguardia. Minsk quedó incomunicada: en otras palabras, sus defensores ya no suponían una amenaza con independencia de que hablemos de cien mil o del doble de efectivos. Un caso clásico lo supone la Línea Maginot francesa, verdaderamente inexpugnable pero que una vez cercada no suponía ni la menor amenaza para el invasor alemán.

Varsovia (si se observa de nuevo el mapa) era el caso opuesto: cerca de las bases alemanas, lejos de las soviéticas, ya agotadas tras un avance de centenares de kilómetros, y defendida por un obstáculo natural como el Vístula: tomarla al asalto suponía un riesgo considerable, no sólo por lo ya expuesto, sino porque obligaba a los asaltantes a luchar de espaldas al río si lograban tomar la posición. Dicho de otro modo, corrían el doble riesgo de quedar aislados y de hacerlo en una posición que dificultaba tanto la llegada de refuerzos como la (más que probable) retirada.

Rokossovsky, de hecho, manifestó su profundo desacuerdo con la decisión de la resistencia polaca (azuzada por Gran Bretaña y en la que por cierto había tambien prosoviéticos) por el riesgo que entrañaba, y llegó a calificarla de "payasada". Y en ese sentido recibió un capote de su enemigo, Heinz Guderian, padre de la Blitzkrieg, quien consideraba la decisión del ejército enemigo como la única lógica habida cuenta de las circunstancias.

Naturalmente, la acción de los sublevados tenía como motivo el intento de ganar alguna ventaja política de cara a las negociaciones, pues de haber ganado hubieran dejado a los soviéticos "sólo" como co-libertadores; en cualquier caso era un tiro a ciegas: si los soviéticos no atacaban (sabemos que no podían) estaban abocados al fracaso. Y si lo hacían (y ganaban) dejarían el acto de los insurgentes en algo meramente simbólico. Pensando mal y analizando la tercera posibilidad (los soviéticos asaltan y pierden), se podría creer que los británicos buscaban por todos los medios forzar un asalto precipitado del Ejército Rojo para meterle en un atolladero y frenar su avance tras un revés, sobre todo si tenemos en cuenta que las cancillerías occidentales observaban con una mezcla de preopcupación y envidia el fulgurante avance de los "rojos".

Por último, los patriotas polacos no fueron masacrados: tras la batalla se les consideró prisioneros de guerra y fueron tratados respetuosamente por los alemanes (aunque durante la lucha ni ellos ni los civiles tuvieron tanta suerte). Este gesto tuvo una razón de ser: muchos mandos germanos veían ya inevitable la derrota y adoptaban una actitud humanitaria pensando en los juicios de la posguerra. En otras circunstancias seguramente su actitud hubiera sido muy distinta.

Saludos.

Jagellon
Rusófilo avanzado
Rusófilo avanzado
Mensajes: 869
Registrado: 25/03/2007 00:06
Contactar:

Mensaje por Jagellon »

Kozhedub escribió:
Y ahora, que alguien repase las películas que han sido dedicadas a Normandía y las que han sido dedicadas a esta operación, nunca conmemorada a una escala siquiera la mitad que la de su contrapartida anglosajona.

Sin comentarios.

Saludos.

:D Podemos enviar emails a Beevor solicitándole que haga una obra sobre Bagration, pero me temo que no iba a servir de mucho.

Pues aún tenemos suerte, en castellano ni siquiera hay libros sobre las batallas de Smolenko, las de Jarkov (bueno, la tercera está publicada en España pero en inglés), Kiev, etc.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Mensaje por Kozhedub »

Entre los gobiernos occidentales el fulgurante avence soviético comenzó a resultar inquietante. Otros preferían tomárselo con sentido del humor, como los caricaturistas del Punch británico que representaban al dictador soviético avanzando calzado con las botas de siete leguas:

Imagen
Última edición por Kozhedub el 15/02/2008 15:48, editado 1 vez en total.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Mensaje por Kozhedub »

Sobre la cuestión de Varsovia, varios datos concretos parta acabar de disipar dudas:
...los ejércitos alemanes habían fortificado la cabeza de puente de Varsovia con toda una serie de obras realizadas en torno al suburbio de Praga. Poderosos fortines de acero y hormigón armado, amplios campos de minas y otras obras de defensa componían un semicírculo de hasta 96 kilómetros de profundidad. Cuando los rusos comenzaron a penetrar en el semicírculo su marcha fue inmediatamente frenada. El 2 de agosto hubo ataque de artillería contra el suburbiuo de Praga. Al día siguiente se combatió duramente por la posesión de una estrecha franja de treinta y dos kilómetros en la ribera oriental del río. El 8 de agosto hubo en toda la línea "la más dura resistencia alemana en cuarenta y seis días". A partir del 11, el Ejército Rojo realizó un reajuste. Ya que su flanco septentrional estaba particularmente expuesto, el 12 otra columna avanzó en aquella dirección a través de la apertura de un frente de ciento sesenta kilómetros al nordeste de Varsovia.(...)
El 18 de agosto un violento contraataque aleman expulsó a los rusos al nordeste de Varsovia. El 25, los rusos habían sido ya obligados a retirarse a cincuenta y seis kilómetros del Vístula (...) también en el norte hubo retrocesos.
Enciclopedia Sarpe, "La SGM", Tomo IX, Pags. 1687-1688. El énfasis es mío.

La opinión de Guderian, extraida de sus memorias:
Más de una vez nos han peguntado el motivo por el que los rusos, aun sabiendo del estallido de la insurrección en Varsovia, no hicieron nada por ayudarla esde el exterior e incluso detuvieron su ofensiva sobre el Vístula. (...) Nosotros los alemanes teníamos la impresión de que había sido nuestra defensa, y no la intención de sabotear la insurrección polaca, lo que habìa detenido la ofensiva rusa. De cualquier modo, el 8 de agosto el mando del IX Ejército alemán tuvo la impresión de que el intento ruso de conquistar Varsovia con un ataque súbito... a pesar de la insurrección de Varsovia, se estrelló contra sus defensas, y que la insurrección, desde el punto de vista del enemigo, se había iniciado demasiado pronto
Sobre el estado de agotamiento del Ejército Rojo:
Los carros de combate del III Cuerpo acorazado soviético están parados por falta de combustible. El 29 de julio despegan sólo 95 aviones de los 1400 del LXI Ejército aéreo por falta de gasolina. (...) El 31 de julio, mientras el mando del ejército clandestino polaco decidía pasar a la acción, en torno al II Ejército acorazado soviético se apretaba el nudo formado por la división acorazada SS "Totenkopf", la división "Hermann Goering" y la 19ª División acorazada de la Wehrmacht. En la zona de Miezdy-lesie-Wolomin el III Cuerpo acorzado soviètico se veía cortado y separado de las fuerzas principales. El general Bogdanov (...) dictaba la orden de pasar a la defensiva.
Op. cit. Pag. 1692.

En suma, se le estaba pidiendo a los soviéticos que afrontaran el riesgo de sufrir una derrota desastrosa para acudir en ayuda de una sublevación sobre la cual no se les había consultado. Es más, la facción principal de los insurgentes polacos tampoco había consultado a la restantes sobre su decisión, de manera que el estallido del alzamiento les pilló por sorpresa y sin apenas preparativos. Acusar a los soviéticos de pasividad resulta a todas luces exagerado.

Saludos.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: La Ofensiva Bagration

Mensaje por Kozhedub »

En esta entrevista, el mariscal Rokossovsky exponía el punto de vista oficial de los soviéticos sobre lo sucedido en Varsovia:
"LOS SUBLEVADOS DE VARSOVIA LO HAN ESTROPEADO TODO"

Alexander Wenh, que en julio de I94J, al entrar Rusia en guerra, era el primer enviado especial inglés llegado a la Unión Soviética (después siguió hasta 1948 como corresponsal del "Sunday Times" y colaborador de la BBC), consiguió esta excepcional entrevista con el mariscal Rokossovsky, jefe del !.*r Frente bielorruso, el 26 de agosto de 1944 en Lublin. Werth le interrogó sobre la hala/la de Varsovia y las controvertidas polémicas relativas a la intervención soviética.

—No puedo descender a detalles —empezó Rokossovsky- , pero le diré esto. Después de muchas semanas de ásperos combates en Bielorrusia y en la Polonia oriental, terminamos por alcanzar el suburbio de Praga hacia el 1 de agosto. En ese momento los alemanes echaron a la lucha cuatro divisiones acorazadas, y fuimos rechazados.
—¿Como cuánto?
—No puedo decírselo con exactitud, pero digamos que casi cien kilómetros.
—¿Y siguen todavía retirándose?
—No, ahora estamos avanzando, aunque lentamente.
—¿Pensaban el 1 de agosto (como sugería aquel día el enviado de "Pravda") que habrían tomado Varsovia de allí a pocos días?
—Si los alemanes no hubieran empleado todas aquellas fuerzas acorazadas, habríamos tomado Varsovia, aunque no con un ataque frontal. Pero las probabilidades en nuestro favor no pasaron más allá del 50 por ciento. Un contraataque alemán en el suburbio de Praga no se podía excluir, aunque sabíamos que, antes de la llegada de esas divisiones acorazadas, los alemanes dentro de Varsovia eran presa del pánico y se disponían a desalojarla a toda prisa.
—¿No se justificaba, en esas circunstancias, la sublevación de Varsovia?
—No, fue un grave error. Los insurgentes empezaron su iniciativa sin consultarnos.
—Pero hubo una emisión de Moscú que los invitaba a rebelarse.
— Fue algo de ordinaria administración (sic). Hubo otros llamamientos a la revuelta por parte de radio Swit (la radio del AK) y también del servicio polaco de la BBC. Al menos, así me lo han dicho. Yo no los oí personalmente. Seamos serios. Una insurrección armada en un sitio como Varsovia sólo podía triunfar si se coordinaba exactamente con el Ejército Rojo. El problema del "cuándo" era de la máxima importancia. Los insurgentes de Varsovia estaban mal armados, y la insurrección sólo habría tenido sentido si nosotros hubiéramos estado a punto de entrar en Varsovia. No se llegó a ese punto en ninguna fase. Admito que algunos corresponsales soviéticos hablan sido excesivamente optimistas el 1 de agosto. Fuimos rechazados. No habríamos podido estar en Varsovia antes de mediados de agosto aun en las mejores circunstancias. Pero las circunstancias no fueron buenas, sino malas. Son cosas que pasan en la guerra.
—¿Cuáles son las previsiones de volver a Praga de aquí a pocas semanas?
—No puedo decirle. Todo lo que puedo declarar es que trataremos de tomar tanto Praga como Varsovia, pero no es fácil.
—Pero tienen cabezas de puente al sur de Varsovia.
—Sí, pero los alemanes están echando el resto para eliminarlas. Tenemos muchas dificultades para mantenerlas, y estamos perdiendo cantidad de hombres. Fíjese, hemos combatido sin interrupción hasta aquí durante más de dos meses.
—¿Por qué no dejan que los aviones ingleses y americanos aterricen tras las líneas rusas después de haber arrojado suministros en Varsovia? En Europa y América su negativa ha hecho pésima impresión.
—La situación militar al este del Vístula es mucho más complicada de lo que pueda parecer. Y por eso no queremos que los aviones ingleses y americanos vengan a vagabundear por aqui precisamente en estos momentos. Pienso que de aquí a un par de semanas estaremos nosotros mismos en disposición de abastecer Varsovia con vuelos a baja altura si los insurgentes mantienen en la ciudad algún sector que se pueda reconocer. Pero los lanzamientos desde gran altura por parte de los aviones occidentales no servirían para nada,
—Toda esta matanza y las destrucciones en Varsovia. ¿no están teniendo un tremendo efecto deprimente entre los polacos de aquí?
—Seguro que lo tienen. Pero el mando del AK ha cometido un terrible error. Nosotros (el Ejército Rojo) tenemos la responsabilidad de la conducción de la guerra en Polonia, nosotros somos la fuerza que liberará toda la Polonia de aquí a pocos meses, y Bor-Komorowski y los otros en torno a él se han partido la crisma, kak ryzy v cirke, como el payaso de circo que salta en falso y está a punto de estrellarse en la pista... Si se tratase sólo de una payasada, la cosa no tendría importancia, pero esta bravata política costará a Polonia cientos de miles de vidas humanas. Es una tragedia espantosa. Y ahora están tratando de echarnos la culpa. Me asquea cuando pienso en los muchos miles de hombres que hemos perdido en nuestra lucha por la liberación de Polonia.
Enciclopedia La Segunda Guerra Mundial, Sarpe, Tomo IX, pag. 1702. El énfasis es mío.

Más adelante seguiré añadiendo datos sobre la ofensiva.
Saludos.
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Jagellon
Rusófilo avanzado
Rusófilo avanzado
Mensajes: 869
Registrado: 25/03/2007 00:06
Contactar:

Re: La Ofensiva Bagration

Mensaje por Jagellon »

Aunque no tiene directamente que ver con Bagration (que por cierto, terminó el 19 de agosto, más de dos semanas de que Varsovia se sublevara), el levantamiento de Varsovia, es una lectura obligada en la guerra del frente germano-soviético.

- 1. El levantamiento de Varsovia fue incitado por la maquinaria propagandista soviética, en parte fue uno de los motivos del AK (Ejército Patriótico) para rebelarse esperando la ayuda soviética (que la hubo pero pequeña). Lo de "Fue algo de ordinaria administración" según Rokosovki... :). ¿Entonces para que incitan este jaleo para luego decir: ay, yo no he sido"? O sea: ayudan a poner la carpa del circo, y luego se desentienden.

- 2. "Los insurgentes empezaron su iniciativa sin consultarnos." Viendo los antecedentes del NKVD con respecto al AK (apresamiento, deportación o ejecución de sus oficiales, "inducciones" para que el resto (las tropas rasas) que se uniera el Ejército comunista polaco, emboscadas, incidentes...), la verdad es que con el agradecimiento por la ayuda prestada colaborando con el RKKA contra los alemanes (véase el artículo, por ejemplo:

http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Ostra_Bramapor

"The starting date was set to July 7. Approximately 12,500 Home Army soldiers attacked the German garrison and managed to seize most of the city center. Heavy street fighting in the outskirts lasted until July 14. In Vilnius' eastern suburbs, the Home Army units cooperated with reconnaissance groups of the Soviet 3rd Belorussian Front.[1]"

Luego viene el "agradecimiento":

"Soviets enter

General Krzyżanowski wanted to group all of the partisan units into a re-created Polish 19th Infantry Division. However, the advancing Red Army entered the city on July 15, and the NKVD started to intern all Polish soldiers. On July 16, the HQ of the 3rd Belorussian Front invited Polish officers to a meeting and arrested them.[2][3][4]

The internees, almost 5,000 officers, NCOs and soldiers, were sent to a provisional internment camp in Medininkai, a Vilnius suburb. Some of them were given the option of joining the 1st Polish Army which was integrated into the Soviet armed forces, while the majority were sent to prisons and GULAGs in the USSR.[5]

Subsequently, the remnants of the local Home Army HQ ordered all units to retreat to Rūdininkai Forest. It is estimated that by July 18 almost 6,000 soldiers and 12,000 volunteers reached the area. They were soon discovered by Soviet air reconnaissance and surrounded by the NKVD. Commanders decided to split their units and try to break through to the Białystok area. However, most of the Home Army forces were caught and interned.

An unknown number of soldiers under Lt. Col. Maciej Kalenkiewicz "Kotwicz" remained in the forests around the city until early August. On August 21, a minor battle between them and the NKVD occurred. Very little is known of their fate.")

vamos, cualquiera no desconfía del "aliado".

- 3. Durante el período de sublevación logran poner fuera de combate a Finlandia, Rumanía y a Bulgaría. Todas llenas de tropas alemanas...

- 4. No permitieron (los soviéticos) el abastecimiento aéreo por parte de EEUU y Gran Bretaña, con lo cual se dió la paradoja que los mismos que habían incitado al levantamiento no solo casi (el abastecimiento aéreo por parte soviética era muy escaso) no abastecían a los insurgentes sino que no dejaban que los Aliados utilizaran sus instalaciones para abastecer al AK y demás insurgentes.

- 5. El abastecimiento aéreo de Gran Bretaña tuvo que realizarse desde el sur de Italia (y eso que al frente soviético, durante semanas, solo lo separaban de los insurgentes el Vístula), atravesando el corazón del Eje (acosados por la aviación alemana), y dejando su carga (si es que podían dejarla) con fuego antiaéreo no solo alemán sino también...soviético (con cazas soviéticos incluidos).

- 6. Las cabezas de puente soviéticas, reducidas a sangre y fuego, al norte y sur de las áreas del alzamiento fueron sostenidas en realidad por el ejército comunista polaco (que tampoco sufrió unas perdidas mastodónticas).

- 7. En dos meses, mientras la URSS por el norte y por el sur cosechaba grandes victorias y la emprendía contra los aliados del Eje, los alemanes tuvieron el tiempo suficiente para masacrar a miles de civiles, destrozar gran parte de la ciudad (metódicamente), e incluso montar grupos antiguerrilleros (como el que acabó con el grupo partisano del bosque de kampinos) con óptimos resultados.

- 8. Los insurgentes podrían haber resistido más allá de la fecha de capitulación (02-10-44), con los reductos que aún controlaban. De hecho, el alargamiento de la sublevación les favoreció para ser considerados un ejército más de acuerdo a la Convención de Ginebra. Si no resistieron más (y mira que el RKKA tuvo tiempo para ello), ya sabemos por que no...

- 9. La situación inicial del RKKA en el Vístula fue difícil, es cierto, pero ¿alguien se cree qué semejantes fuerzas comandadas por un experimentado Rokosovski (que participó, o algo más, en Moscú, Stalingrado, Kursk y Bagration) solo conquisten Praga (la de Varsovia, ojo) el 14 de septiembre y apoyen tímidamente el levantamiento con envíos de armas dejando actuar al Ejército comunista polaco mientras colegas menos dotados que él logren grandes avances en el Báltico y en los Balcanes?

- 10. Varsovia fue tomada por el RKKA... el 17 de enero de 1945... Mientras los alemanes durante agosto, septiembre, octubre, noviembre... devastaban sistemáticamente la ciudad.

(negritas, subrayado y cursiva mías por supuesto).
Última edición por Jagellon el 10/05/2008 01:08, editado 1 vez en total.

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: La Ofensiva Bagration

Mensaje por Kozhedub »

Por puntos:

Primero: tanto la radio británica como la soviética transmitían de manera regular consignas incitando al levantaiento contra los invasores, como parte de la campaña de propaganda habitual en toda contienda. Luego hablaremos de la reacción de los polacos ante algunos de esos llamamientos. Baste decir que durante meses se habían hecho oídos sordos y que, de repente, se opta por pasar a la acción. ¿Motivos?:
De acuerdo con las directrices políticas del gobierno en exilio, desde el momento en que el ejército ruso que perseguía victoriosamente a las tropas alemanas en retirada cruzara la frontera polaco-soviética de 1939, el AK debería cumplir el plan secreto conocido por los mandos rebeldes con el nombre clave de "Burza" (tempestad). Los estrategas que habían elaborado el plan "Burza" consideraban que las fuerzas concentradas del AK serian capaces de vencer a las tropas alemanas que el ataque soviético obligaba a retirarse. Preveían que el Ejército Nacional seria empleado además en ataques a .puestos de policía, de la gendarmería y de la Gestapo, Estas operaciones, que tenían que efectuarse lo más cerca posible del frente, no sólo deberían facilitar el ataque soviético, sino también permitir a las autoridades polacas presentar a los rusos una estructura de gobierno —dependiente del gobierno en exilio en Londres— ya en funcionamiento y dueña de la situación.

Es decir, que una maraña de intereses se superponía al generoso ímpetu de los patriotas. El gobierno polaco exiliado en Londres, cuyos sentimientos para con Stalin y la URSS siempre habían sido recelosos, por no decir hostiles, consideraba que la insurrección armada del AK daria a los demócratas anticomunistas cierta posibilidad de oponerse a las previsibles imposiciones soviéticas. Naturalmente, las cosas eran bastante más complicadas. Es bastante probable que, como luego se afirmó por fuentes históricas cercanas a los rusos, los representantes políticos del Ejército Nacional nutrieran, junto con sentimientos antialemanes, también sentimientos acentuadamente antisoviéticos y anticomunistas. Es cierto que tendían a instaurar un gobierno polaco del que estarían excluidos los elementos de izquierda. Pero también es verdad que la oficialidad del AK estaba formada en gran parte por restos del disuelto ejército polaco que en 1939 había sido barrido por los alemanes, tras la agresión que había visto a Hitler y Stalin dividirse el suelo polaco. Para que las operaciones previstas en el plan "Burza" pudieran lograr algún éxito, había que coordinarlas con el ataque soviético. Y esto no se hizo. Varsovia se sublevó en el mismo momento en que las tropas rusas del ler Frente bielorruso, llegadas a la cercanía de la capital, eran detenidas por el alto mando después de un salto de 500 kilómetros realizado en el curso de sólo tres semanas.
"Se trataba —escribía uno de los protagonistas en 1946— de manifestar ante el mundo que el gobierno estaba en su sitio y que no había necesidad de implantar candidatos al gobierno del país importándolos del este". La frase revela los matices políticos de la decisión. La insurrección de Varsovia, dirigida contra el ocupante, debía ser al mismo tiempo una manifestación de fuerza ante las agrupaciones políticas de la izquierda polaca, e incluso contra el Comité Polaco de Liberación Nacional, que en la ya liberada Lublin había dirigido, el 22 de julio, un manifiesto al pueblo, anunciando para después de la victoria sobre el Tercer Reich la constitución de un estado democrático, radicales reformas económico-sociales y una política basada en una alianza estrechísima con la Unión Soviética. Decisiones y postulados estos que eran claramente combatidos por el gobierno polaco exiliado en Londres, deseoso de conservar el ordenamiento general anterior a septiembre de 1939. El hecho es que el conflicto era político. Precisamente por la rivalidad de los representantes polacos del gobierno de Londres y del Comité de Lublin, de allí a poco tendrían lugar en Yalta, y luego en Potsdam, las más agrias diferencias entre los aliados occidentales y los rusos.
SARPE, "La SGM", Tomo 9, pags.1690 y 1691.

En otras palabras, los grupos nacionalistas polacos hostiles a la URSS y aliados con las potencias occidentales se alzaban para ganar una ventaja política frente a los sovieticos. Pero los que lo hacían eran en muchos casos los mismos que ya habían atacado a los bolcheviques durante la Guerra Civil, los mismos que aspiraban a crear una "Gran Polonia" y los mismos que habían aceptado la ocupación nazi durante cuatro años y que se alzaban sólo al tener a los soviéticos a las puertas. Es decir, se pedía al Ejército Rojo que asumiera riesgos considerables para salvar a sus enemigos políticos de caer en su propia trampa. Eso es puro cinismo.

Segundo, sobre los antecendentes del NKVD en su trato con la resistencia polaca:
EL NUDO POLÍTICO DE LA INDEPENDENCIA POLACA

El 20 de julio de 1944, el mismo día en que los conspiradores antinazis de Alemania trataban de matar a Hitler con una bomba, el presidente del Consejo polaco en el exilio, Stanislaw Mikolaiczyk, obtenía una entrevista con Stalin para concretar, de una vez por todas, lo que sería el destino de Polonia en la posguerra. La respuesta del dictador soviético fue una verdadera bofetada. Dijo que, ante la imposibilidad de encontrar en territorio polaco otra autoridad capaz de administrar el país, había decidido llegar a un acuerdo con el Comité Polaco de Liberación Nacional, surgido en Lublin apenas la ciudad fue liberada por el Ejército Rojo. El Comité, presidido por el socialista de izquierdas Osubska-Moravski, pero en realidad enteramente dominado por los comunistas, denunció en seguida como "usurpadores" a los miembros del gobierno polaco exiliado en Londres, estableciendo el retorno a la Constitución democrática de 1921, anulando la que Pilsudski había hecho proclamar en 1935 y sobre cuya base había sido constituido el gobierno polaco exiliado en la Gran Bretaña. La verdad es que la Unión Soviética estaba decidida a anexionarse una amplia "tajada" de Polonia que comprendía, entre otras zonas, Lvov y Brest-Litovsk. Esta pretensión rusa no parecía del todo infundada objetivamente, porque la "Línea Curzon", en la que debía establecerse la nueva frontera polacosoviética, había sido propuesta ya en 1920 por el entonces ministro del Exterior británico, Lord Curzon, y concedía a Rusia territorios que, si no eran rusos cien por cien, sin embargo estaban habitados por rusos y polacos en proporción equivalente. Es decir, que Polonia y Rusia tenían allí casi los mismos derechos étnico históricos.

Había que decidir en favor de una u otra parte, y ni siquiera a Churchill le parecía ilógico que la Unión Soviética, en la oleada de sus triunfos militares, reclamase la frontera de la "Línea Curzon", y mejor con previo cambio de poblaciones. Mientras tanto Polonia, según los designios de Stalin, sería compensada después de concertarse la paz con la adquisición de territorios alemanes, entre ellos Danzig, Pomerania y Silesia, hasta el curso de los ríos Oder y Neisse. Pero los representantes del legítimo gobierno polaco, exiliado en Londres después de la invasión alemana de 1939, no querían ni oír hablar de la "Linea Curzon". Las relaciones entre el gobierno polaco y el gobierno de Moscú habían sido agriadas después por el dramático descubrimiento de las fosas de Katyn, pues era razonable presumir que los cadáveres hallados en aquel lugar fueran de oficiales polacos asesinados por los rusos. Finalmente, acusando a los miembros del gobierno polaco de ser reaccionarios y antisoviéticos por sistema, Moscú había echado leña al fuego dando su apoyo concreto a formaciones partisanas filocomunistas. La gran mayoría de los partisanos polacos era hostil a Rusia.
También los jefes operativos de las "fuerzas territoriales" clandestinas, entre ellos el general Bor-Komorowski, eran incluso más antirrusos que los mismos miembros del gobierno en el exilio.
La hostilidad, o más bien el odio, entre rusos y soldados del ejército clandestino polaco derivaba tanto de razones históricas anteriores, es decir, siglos de guerra entre los dos países y la servidumbre en que había sido mantenida Polonia bajo el Zar, como por motivos inmediatos, inherentes al hecho de que ambos operaban en el mismo terreno contra los alemanes, pero con objetivos completamente diversos. Los polacos, incurables románticos, soñaban en una Polonia posbélica reintegrada a sus posesiones e incluso engrandecida, mientras que la Unión Soviética no sólo pensaba en ampliarse a expensas de Polonia, sino que manifestaba claramente su propósito de imponer un régimen comunista en Varsovia.
Después de que las fuerzas territoriales atacaron en Lvov y Vilna a las guarniciones locales, de acuerdo con el avance soviético, había sucedido lo inevitable. Derrotados los alemanes, las autoridades soviéticas habían ordenado a los territoriales polacos deponer las armas y enrolarse en una división bajo el mando de un general ruso. La resistencia a esta orden había sido tronchada con detenciones y ejecuciones sumarias. Desde ese momento hasta la sublevación antialemana de Varsovia, el ejército clandestino polaco había quedado inactivo, mientras que los rusos habían llegado al extremo de acusarlo de connivencia con los mandos alemanes. "Hubo la insurrección —dicen los historiadores más serios y autorizados, corno Andró Fontaine-, pero el Kremlin no había sido siquiera consultado sobre la oportunidad de una tal revuelta. Ni tampoco los occidentales —siempre según Fontaine- habían sido preguntados. Y no habían hecho la más mínima promesa de asistencia. Stalin debería haber tenido una grandeza de ánimo excepcional, ciertamente no conforme a su carácter, para que una iniciativa de esta clase, evidentemente destinada a forzarle la mano, pudiese conseguir su ayuda". "Pero —se preguntan aún los historiadores—, ¿se puede afirmar que Stalin haya querido deliberadamente hacer exterminar por los alemanes (...) a todos los polacos no comunistas, como a continuación le acusaron tantos, con Churchill, Mikolaiczyk y Bor-Komorowski a la cabeza?".
De un examen de los hechos resulta más bien que en principio el jefe soviético se había hecho ilusiones sobre la efectiva posibilidad de que sus generales se apoderaran de Varsovia. Ante una inesperada resistencia, le pareció que la ayuda a los insurgentes habría comportado sacrificios de enorme entidad y la renuncia a un objetivo igual de importante, tanto del punto de vista político como del militar: los Balcanes.
Op. cit. Tomo 9, pags. 1686 y 1687.

En otras palabras, se pedía a Stalin ayuda para los descendientes políticos de un antisoviético radical como Pisdulsky. Que el RKKA quería controlar Polonia con una gobierno "comunista" es tan cierto como que los aliados occidentales ya habían comenzado una limpieza mucho más brutal de los elementos de izquierda en Grecia, o como que más tarde dejarían a su suerte a los partisanos del norte de Italia para intentar evitar la formación de grupos políticos contrarios a sus intereses. No se trataba de escoger entre un gobierno polaco o uno al servicio de la URSS, sino de escoger entre esto último o un gobierno hostil a los soviéticos y que excluiría a los grupos de izquierda de cualquier organo de gobierno.

Es la misma hipocresía que en la actualidad: si Putin se mete (o metía) en los asuntos de Ucrania se protestaba ante las intenciones rusificadoras del presidente. Pero se callaba ante la subida al poder de un lider prooccidental con pasado de extrema derecha y que ya plantea la incorporación de su país a una OTAN abiertamente hostil hacia Rusia. Aquí el caso era el mismo: sólo se trataba de decidir bajo que órbita giraría Polonia. Y si tanto le interesaba a los occidentales, haber luchado por ella en el 39. :macarra:
Jagellon escribió:- 3. Durante el período de sublevación logran poner fuera de combate a Finlandia, Rumanía y a Bulgaría. Todas llenas de tropas alemanas...
Te sugiero que repases las explicaiones que se te han dado en mensajes anteriores, y que son bastante detalladas, máxime si incluso Guderian las apoya en lo que se refiere a la imposibilidad rusa para seguir avanzando. En los demás casos, planteas comparaciones improcedentes, ya que ni Finlandia tenía el mismo valor para los alemanes que Polonia, ni Rumanía presentó una resistencia tan dura como Varsovia. Entre otras cosas porque los rumanos cambiaron de bano y se alzaron contra los alemanes, que se vieron así cogidos entre los soviéticos y sus ex-aliados (que en este caso eran un ejército regular y no un puñado de guerrilleros). El caso fue exactamente el mismo que en Bulgaria, sólo que aquí los soviéticos no aceptaron el cambio de bando con la misma simpatía que en el caso rumano.

Las diferencias están bien claras.

Y seguimos.
PD: editado para corregir errores en el texto
Última edición por Kozhedub el 08/05/2008 22:24, editado 1 vez en total.
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: La Ofensiva Bagration

Mensaje por Kozhedub »

Aquí ya se empieza con la improvisación:
Jagellon escribió:- 4. No permitieron (los soviéticos) el abastecimiento aéreo por parte de EEUU y Gran Bretaña, con lo cual se dió la paradoja que los mismos que habían incitado al levantamiento no solo casi (el abastecimiento aéreo por parte soviética era muy escaso) no abastecían a los insurgentes sino que no dejaban que los Aliados utilizaran sus instalaciones para abastecer al AK y demás insurgentes.

- 5. El abastecimiento aéreo de Gran Bretaña tuvo que realizarse desde el sur de Italia (y eso que al frente soviético, durante semanas, solo lo separaban de los insurgentes el Vístula), atravesando el corazón del Eje (acosados por la aviación alemana), y dejando su carga (si es que podían dejarla) con fuego antiaéreo no solo alemán sino también...soviético (con cazas soviéticos incluidos).
En un artículo bastante amplio, se da cumplida respuesta a esa cuestión, así como a otras sobre las que pudiera haber dudas:
QUIÉN TUVO LA CULPA DEL FRACASO DE LA REVUELTA

Cuando comenzó la insurrección de Varsovia, el Ejército Rojo estaba en la cumbre de su victoriosa ofensiva. Desde el 23 de junio al 1 de agosto había avanzado cerca de seiscientos cuarenta kilómetros en dirección a Varsovia. Los alemanes no hacían más que escapar ante los rusos. Los mapas militares de aquellos días muestran que los rusos estaban efectuando una ofensiva a gran escala sobre Varsovia. Él 1 de agosto, una de sus puntas avanzadas procedentes del sudeste había alcanzado la parte oriental de Varsovia, llamada Praga. Los rusos estaban, evidentemente, echando el resto para conquistar la capital. Si lo hubieran logrado, habrían controlado el más importante centro de comunicaciones de Polonia y los mejores puentes sobre el Vístula, y habrían estado en disposición de avanzar rápidamente hacia Alemania.
Es el mismo Mikolaiczyk quien suministró las pruebas de que los rusos se preparaban a caer sobre Varsovia y tomarla. Cuando vio a Molotov el 30 de julio de 1944, éste le dijo: "Conquistaremos pronto Varsovia. Estamos sólo a diez kilómetros de la ciudad". Stalin, al que vio la noche del 3 de agosto, le dijo: "Esperamos conquistar Varsovia el 5 o el 6, pero los alemanes la están defendiendo mucho más obstinadamente de cuanto esperábamos. Habrá un breve retraso en la ocupación de la ciudad".
Repitió que estaba "impaciente por ayudar al ejército nacional polaco, pero que los rusos no sabían cómo hacer para comunicarse con sus jefes". Era verdad. Se había dado comienzo a la insurrección sin haber establecido previos contactos con el Ejército Rojo. Esta importante circunstancia no la niega nadie. La confirma el general Bor en su libro sobre la sublevación: "No estábamos en disposición de realizar una coordinación con el mando del Ejército Rojo". Muy discutida es la cuestión de si al inicio de la insurrección los polacos de Varsovia sabían que una gruesa columna de unidades acorazadas alemanas de refresco estaba en movimiento en dirección al puente de Hodlin, al norte de la capital. Es de suponer que ni ellos ni los rusos tuvieron debida cuenta de los preparativos que los alemanes habían hecho para defender la línea del Vístula, que era el último gran obstáculo natural entre el Ejército Rojo y Berlín. La historia militar de aquel período niega que el Ejército Rojo hubiera esperado deliberadamente a las puertas de Varsovia a que el ejército nacional polaco fuese aniquilado en la ciudad. Los rusos habrían podido evitar graves pérdidas si hubieran estado en situación de instalarse en la ciudad al cabo de su larga marcha. Tenían todas las razones para hacerlo. Conseguirían un gran triunfo y abreviarían notablemente la guerra. Cuando su avance fue detenido y luego tuvieron que retirarse, entonces empezaron a decir que siempre había sido su intención conquistar Varsovia mediante un cerco, bien para evitar la destrucción de la ciudad, bien para reducir sus pérdidas. Fue el método que usaron más tarde, a primeros de enero de 1945, para conquistar Varsovia y todos los otros puntos fuertes de Polonia. Grandes saltos inesperados adelante y atrás de sus columnas, atacando a diestro y siniestro, confundieron a los alemanes y evitaron casi completamente las pérdidas que habría habido en caso de ataques contra posiciones fijas.
Queda por aclarar si los rusos negaron deliberadamente su ayuda desde el aire. El general Bor afirma que en los primeros días de la revuelta desaparecieron tanto los aviones rusos como los alemanes. Las condiciones meteorológicas eran malas. Los ingleses lanzaron de noche algunos suministros el 11, 12 y 13 de agosto de 1944. Churchill pidió desde el comienzo a los rusos que enviasen ayuda aérea, pero el 5 de agosto Stalin respondió que no era posible que unos pocos destacamentos polacos conquistaran Varsovia cuando los alemanes la estaban defendiendo con cuatro divisiones acorazadas de refresco. El 14 de agosto hizo también el gobierno americano una gestión con Moscú en apoyo de los insurgentes polacos, pero recibió la misma respuesta: según los soviéticos, la revuelta de Varsovia era "una acción simplemente temeraria", y el gobierno soviético no la apoyaría. El 17 Molotov dijo que era evidente desde el 12 de agosto que el movimiento rebelde de Varsovia estaba dirigido por hombres hostiles a la Unión Soviética. El 20, Rooseveh y Churchill dirigieron conjuntamente un llamamiento personal a Stalin, y finalmente éste autorizó a que se efectuara el 18 de septiembre una gran operación aérea. De noche, un centenar de bombarderos americanos lanzaron suministros en la ciudad y luego siguieron hasta territorio ocupado por los rusos. Una segunda acción de este género fue suspendida por motivos de orden operativo. Un relato más favorable a los rusos fue escrito por Auna Louise Strong, quien durante la insurrección se encontraba en la retaguardia del frente soviético y pudo entrevistar a un cierto número de hombres y mujeres que habían tomado parte en la lucha. Ella sostiene que las fuerzas partisanos de Varsovia se habían dividido en dos grupos: el AK (Ejército Nacional) tenía unos 25.000 hombres; el AL (Ejército Popular), 7.500. Estos últimos consideraban a los rusos como libertadores (esta división entre polacos ha sido confirmada también por otras fuentes). Hacia el final de la revuelta, según la versión de la Strong, el AK hizo un pacto de rendición con los alemanes, abandonando a su destino a los miembros del Ejército Popular. Algunos de éstos lograron, con ayuda de los rusos, atravesar el río y pudieron así relatar su larga historia a la Strong. Anteriormente, el AK había rehusado establecer contactos con el Ejército Rojo, pero el 10 de septiembre dos muchachas atravesaron el río y dieron al Ejército Rojo indicaciones para localizar los núcleos de resistencia partisanos. Por eso el 12 de septiembre un avión ruso lanzó en la Plaza Lévela unos mensajes conteniendo instrucciones sobre los métodos de señalización. Aquella noche, y durante las diez noches siguientes, pequeños aeroplanos soviéticos volando a baja altura lanzaron suministros (alimentos y municiones) en la plaza. Se lanzaron también dos operadores de radio para los enlaces. Luego llegó el apoyo de la artillería, y un batallón del primer Ejército polaco (soviético) logró salir del suburbio de Praga, pero fue inmediatamente destruido por los alemanes
Op. cit. Tomo 9, pags. 1690 y 1691.

¿Y bien? :mrgreen:

Una cuestión más: recomendable el exhaustivo y excelente "Stalin´s eagles", Hans D. Seidl, Schiffer Military History. Incluye un amplio apéndice con facsímiles de documentos clasificados del ejército de los EEUU sobre choques entre las FFAA sovieticas y aliadas. En todos los casos citados por este historiador, son los aviones norteamericanpos los que abren fuego (supongo que por error :roll: ) contra aviones soviéticos, y en todos ellos éstos sólo responden a la agresión cuando se hace imposible hacer entender a los yanquis su error. En uno de los casos, el jefe de escuadrilla llegó a hacer constar el número de vehículos y transportes destruidos... de una columna militar soviética en Yugoslavia (y que hubiera sido aniquilada de no intervenir los YAK de escolta) Si tenemos en cuenta que los errores de navegación de los aliados eran muy frecuentes, como lo demostraron al bombardear por error Suiza o al acabar de lleno sobre Bucarest en un hipotético bombardeo de Ploesti, sumamos a todo ello su tendencia a disparar a sus aliados, y rematamos con el estado precario en que se hallaban las tropas de vanguardia soviéticas al final de una ofensiva de 500 kilómetros en profundidad, con los aeródromos saturados con transportes y aparatos de combate (ni siquiera tenían combustible para hacer despegar a sus aparatos y lo iban a usar para los anglosajones...) la decisión adoptada es perfectamente comprensible. Un ejemplo más: en la ofensiva de Avranches (Francia) un error en la señalización causó que la una de las divisiones de voluntarios polacos que luchaba junto a los británicos fuera "diezmada" por un masivo ataque aereo... de sus aliados. (R: Cartier, "La SGM", Tomo 2, pag. 235. Esto mismo pasa en la URSS y ya me imagino los titulares...) :lol:

¡A los sovieticos les sobraban los motivos para intentar mantener lejos a las FFAA británica y norteamericana! O eso me parece a mi.

De paso, el texto citado deja claro que los nacionalistas polacos dejaron a su suerte a los miembros de la resistencia comunista (mientras pactaban una rendición dentro de los cauces de la Convención de Ginebra, no por piedad de los alemanes, sino porque éstos ya sabían perdida la guerra y querían minimizar las represalias en los juicios de posguerra)

Como anécdota un tanto cruel porque nos remite al "Terror Blanco" de la Revolución, uno de los más brutales represores de la insurrección de Varsovia fue un tal B. Kaminsky, ruso blanco que se había destacado en su día por su actividad antibolchevique y que causó tales estragos junto con sus hombres que fue jecutado de manera encubierta por compañeros alemanes de las SS que presentaron su muerte como consecuencia de una acción enemiga. Dios los cría y ellos se juntan. (G. Williamson, "Las SS, instrumento de terror de Hitler", pag. 191)

Por último, la primera insurrección de Varsovia no se produjo en 1944, sino en 1943, y fue la protagonizada por los judíos. ¿Reacción de la resistencia polaca que luego lamentaría la falta de ayuda de un ejército al que odiaba?: pasividad absoluta. Y en otros casos, la actitud de los polacos fue incluso peor:
"Los judíos lo niegan [que la Resistencia polaca les prestara ayuda]. La resistencia aria (sic) liberó a algunos combatientes, pero, por otro lado, el Brigadeführer Stroop hace en su informe un elogio de la policía polaca, "que ayudó con energía extraordinaria a reprimir la rebelión del ghetto"
R. Cartier, "La SGM", Tomo 2, pag.214.

Supongo que los nietos de aquellos entusiastas polacos filonazis son los que ahora denuncian el "antisemitismo comunista". Ya es poca vergüenza...

Un cordial saludo.
PD: editado para corregir errores en el texto.
Última edición por Kozhedub el 08/05/2008 22:29, editado 1 vez en total.
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Kozhedub
Rusófilo profesional
Rusófilo profesional
Mensajes: 5246
Registrado: 21/10/2007 17:17
Ubicación: Leongrado

Re: La Ofensiva Bagration

Mensaje por Kozhedub »

Por último por hoy, un mapa de la insurrección del 44:

Imagen

Más adelante volveré a dejar información sobre la ofensiva propiamente dicha.

Saludos.
"Nadie tiene derecho a disfrutar de la vida a expensas del trabajo ajeno"
(G. Zhukov)

Responder